915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Cómo combatir la halitosis

El mal aliento o halitosis, es una de las afecciones bucodentales que más preocupa a los pacientes que acuden a las clínicas dentales, ya que no sólo afecta a su salud sino también a sus relaciones sociales y su vida personal en general. Afecta a una de cada dos personas, y sus causas son muy variables dependiendo si se trata de halitosis oral, originada en la cavidad oral y que suponen el 90% de los casos, o halitosis extraoral, donde influyen factores externos a la boca y suponen el 10% de los casos.

En la halitosis oral influye una higiene deficiente que hace proliferar la placa bacteriana en la lengua, principal culpable del mal aliento. También si existen episodios periodontales pueden generar la halitosis. En la halitosis extraoral intervienen otros sistemas del organismo como el sistema respiratorio o el digestivo, así como trastornos hepáticos o renales que pueden ser los causantes del mal aliento. En el caso de trastornos de este tipo, se debe luchar contra la enfermedad original para que la halitosis desaparezca, pero en el caso de la halitosis extraoral, existen unas sencillas normas de higiene que si se mantienen como un hábito, el mal aliento desaparece por completo.

El cepillado de dientes y el uso del hilo dental debe llevarse a cabo con más frecuencia, ya que los restos de alimentos de las comidas diarias son los responsables de la formación de la placa que contiene las bacterias generadoras del mal olor. Estas bacterias son dañinas para la salud bucodental ya que pueden originar caries además de la halitosis. Debemos tener en cuenta que el cepillado no debe ser agresivo porque el esmalte y las encías pueden salir debilitados.

En el caso de la lengua, que es el principal lugar donde se alojan las bacterias, podemos usar un raspador o el mismo cepillo de dientes para limpiar la zona y repetir esta acción como un hábito en la higiene dental de nuestra boca. La Asociación Americana de Higienistas Dentales recomienda encarecidamente el raspado de lengua para evitar afecciones bucodentales como la caries o la gingivitis.

También existen alimentos de todos conocidos como la cebolla y el ajo que contienen sustancias azufradas volátiles que cuando son ingeridos provocan mal aliento. En estos casos, el cepillado y el enjuague bucal no suelen ser eficaces para eliminarlo, pero sólo supone un problema para las relaciones sociales, no existe ninguna afección que deba ser tratada, de hecho, este tipo de alimentos son muy recomendables y saludables para el organismo.

Sin duda, en la mayoría de los casos, la principal causa de la halitosis es una higiene dental deficiente, por lo que si seguimos estas recomendaciones básicas no tendremos ningún problema para que nuestra boca esté fresca y sana.

Valora este artículo

Doctores Ruiz de Gopegui

Nuestros dentistas en Madrid destacan por su elevada cualificación, la constante formación y la incorporación de las técnicas más innovadoras y punteras dentro del sector odontológico. No escatimamos en tecnología, ya que mediante estos avances podemos ofrecer tratamientos mucho más predecibles, exitosos y rápidos. Gracias a la aplicación tecnológica de nuestro centro odontológico podemos planificar procedimientos bucodentales de máxima calidad, reduciendo plazos, minimizando el número de visitas al dentista y abaratando el coste de los tratamientos dentales.