Extracción De Las Muelas Del Juicio: ¿cuándo Es Necesario? - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Extracción de las muelas del juicio: ¿cuándo es necesario?

Si necesitas sustraer una o las cuatro piezas dentales definitivas conocidas como los terceros molares, que se encuentran localizadas en la última parte de ambos maxilares de la boca, opta por el servicio de extracción de las muelas del juicio.

Cuando estas carecen de un espacio idóneo para erupcionar, tienden a retenerse y a quedarse incrustadas por debajo de la zona gingival, causando dolor e infección, entre otros problemas de estado crítico a grave.

Estas muelas comienzan a emerger, aproximadamente, entre los dieciséis y los veinticinco años de edad. Sin embargo, últimamente, se han visto casos clínicos y odontológicos de ciertos pacientes a los que no les llegan a salir nunca.

¿Te gustaría saber cuándo está indicada la extracción de la muela del juicio? ¡Sigue leyendo este post!

¿Por qué se extraen las muelas del juicio?

Estas extracciones se realizan tras un diagnóstico adecuado y algunas pruebas odontológicas, como las radiografías en sus diversas presentaciones. Por otro lado, entre los motivos más frecuentes se tienen:

Erupciones incorrectas

Tras las radiografías se podrá observar detalladamente la posición con la que erupcionan las muelas del juicio, en algunas situaciones se desarrollan respecto a un ángulo en específico como:

  • Empujando la pieza dental subyacente.
  • Contra la parte posterior de la boca.
  • De forma horizontal, vertical, acostada o atrapada dentro del maxilar, empujando la pieza subyacente o adyacente.

Infecciones bucodentales

Las infecciones en esta zona bucodental suelen generarse, principalmente, por una inflamación alrededor de la corona de la muela, que puede ocasionar daños en sus raíces conocidos como pericoronaritis.

Apiñamiento

La presión inadecuada que ejercen al querer erupcionar las muelas del juicio puede provocar problemas de posicionamientos y alineaciones en algunas piezas dentales, como los incisivos.

Esto ocurre generalmente por no tener el espacio necesario en la zona gingival para alojar su desarrollo, ocasionando que las piezas subyacentes y adyacentes se vean mal alineadas o amontonadas entre sí.

Problemas dentarios

Pasa igual que el caso anterior, a causa de la carencia del espacio y tras erupcionar demasiado cerca de las piezas cercanas, dañándolas y perjudicándolas; reabsorbiendo sus raíces o apareciendo lesiones cariosas, entre otros problemas dentarios.

El odontólogo o cirujano oral es el que tendrá la última palabra. Sin embargo, cualquier situación que implique la existencia de infecciones, dolor persistente, tumores o cualquier daño externo o interno, va a ser razón suficiente para efectuar este servicio de extracción.

¿Qué síntomas originan la extracción de las muelas del juicio?

Cuando las muelas del juicio surgen como es debido, no generan grandes complejidades en su extracción, pero cuando alguna de ellas se encuentra impactada o retenida la situación cambia y tienden a ocasionar:

  • Dolor.
  • Acumulación de alimentos o de residuos.
  • Patologías por bacterias o partículas de suministros aglomerados.
  • Problemas cariosos.
  • Daño de las piezas dentales cercanas, nervios, senos paranasales, hueso que la circunda o maxilar.
  • Tumores o protuberancias.

¿Existe alguna complicación posterior a la extracción de muela del juicio?

Sí, en algunas situaciones ocurren durante la operación o después de la misma. No obstante, suelen ser poco recurrentes, pero podrían incluir:

  • Infecciones.
  • Daño accidental a las piezas subyacentes o adyacentes o en la mandíbula a lo largo de la intervención.
  • Molestia o incomodidad fuerte cuando los coágulos se desprenden de la herida, demorando la cicatrización.
  • Hemiplejía o pérdida de sensibilidad del labio de la zona afectada o la lengua.
  • Variaciones en el gusto o mal sabor de boca, causada por una alteración en los nervios. En algunos casos pueden ser permanentes.
  • Rigidez de la zona mandibular.
  • Dolor de oído, garganta o cabeza.
  • Temperatura elevada que no cesa tras haber pasado tres días desde la intervención.
  • Conflicto para tragar o respirar.
  • Inflamación que empeora con el paso del tiempo.
  • Sangre o pus en la secreción nasal.

¿Cómo se extraen las muelas del juicio?

El odontólogo, mediante anestesia local, sedación o anestesia general, realizará la extracción de la siguiente manera:

  • Se efectúa una incisión en el borde gingival del maxilar en cuestión, creando solapas para exponer la muela y el hueso que la circunda. En caso de que la misma se encuentre bloqueada por el hueso, se procederá a picarla y dividirla en pequeñas secciones.
  • Se sustrae la muela y se desinfectan los restos que quedan a su alrededor.
  • Se procede a colocar los puntos y se pone una gasa sobre la zona extraída para apaciguar cualquier sangrado adicional y promover la coagulación.

Recomendaciones tras una extracción de muela del juicio

La garantía de cualquier tratamiento u intervención odontológica se basa en realizar un adecuado y exhaustivo cuidado posterior. Para la recuperación tras la extracción de la muela del juicio recomendamos:

  • Mantener presionada la gasa de forma constante en intervalos de cuarenta a cincuenta minutos y, en caso de ser necesario, cambiarla. Repite este procedimiento las veces que sea preciso hasta que se disminuya el sangrado.
  • Utilizar hielo o paños fríos para apaciguar la inflamación.
  • Enjuagar con agua tibia y sal tras ingerir cualquier alimento y una vez cada media hora durante una semana.
  • Puedes volver a cepillarte tras haber cumplido dos días postintervención, pero sin tocar la zona de la intervención.
  • Suspender la ingesta de bebidas azucaradas y alcohólicas durante, aproximadamente, dos semanas.
  • Evitar ingerir cualquier alimento que pueda quedarse atorado dentro de la zona extraída.
  • No debes escupir ni hacer gárgaras en los primeros tres días de la operación. Esto podría desalojar el coágulo de sangre y demorar el proceso de curación.
  • No fumar ni masticar tabaco, puesto que tiende a retrasar la sanación o puede causar infecciones dentales.

Realiza la extracción de las muelas del juicio: rápido y sin dolor

En la Clínica Ruiz de Gopegui ponemos a tu disposición un equipo multidisciplinario y profesional en las diversas áreas de la odontología, como implantología, ortodoncia, estética dental, periodoncia y muchos más.

Nos encargaremos de solventar tu problema y/o afección dental utilizando los mejores y más vanguardistas tratamientos, métodos y técnicas odontológicas, tomando en cuenta tus necesidades, gustos y grado de afección.

Si necesitas realizar una extracción de la muela del juicio, no esperes más y solicita tu primera consulta gratuita en la Clínica Dental de Madrid, estudiaremos tu caso de forma personalizada. Te esperamos.