Bolsa Periodontal: ¿qué Es Y Cómo Se Trata? - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Bolsa periodontal: ¿qué es y cómo se trata?

¿Notas una especie de ampolla entre tus encías y dientes? Si la respuesta es sí, podrías estar padeciendo una afección conocida como bolsa periodontal.

Habitualmente, esta inflamación y destrucción tisular está ocasionada por patologías bucodentales maltratadas; en el caso de gingivitis suele ser reversible, pero cuando se trata de periodontitis no lo es.

Sin embargo, todo tiene solución, siempre y cuando se trate a tiempo. Por ello, en la Clínica Ruiz de Gopegui nos encargamos de solucionar cualquier patología o afección que pueda perjudicar a corto, medio o largo plazo tu salud bucal.

Si quieres profundizar un poco más en este tema, conocer sus diversas patologías o saber qué tratamientos existen, ¡tan solo sigue leyendo!

¿Qué es una bolsa periodontal?

Estas pequeñas bolsitas se presentan como surcos entre el diente y la encía; pueden hacerse más grandes conforme avanza la patología periodontal, aumentando no solo la proporción de bacterias, sino el desarrollo de placa subgingival dando pie a la destrucción y pérdida total de los tejidos de soporte del diente.

¿Qué causa la aparición de bolsas periodontales?

Cualquiera puede padecerlas, no obstante, en la mayoría de los casos atendidos en nuestra clínica se observan con más frecuencia en personas que no poseen una limpieza oral adecuada.

Cuando se trata de pacientes con patologías periodontales, la encía se acaba retrayendo, dejando al descubierto parte de la raíz del diente o dientes afectados. Además, provocan una recesión gingival en quienes poseen fundas o coronas de metal-cerámica, dejando al descubierto la parte metálica y arruinando por completo la sonrisa.

No obstante, también influyen otros componentes externos como:

  • Genética.
  • Alteraciones hormonales.
  • Consumo de algunos fármacos, como los medicamentos para la hipertensión arterial.
  • Malposiciones dentarias.
  • Hábito de fumar.
  • El bruxismo.

¿Qué tipos de bolsas periodontales existen?

Todo dependerá de la gravedad del caso, sin embargo, pueden englobarse:

  • Teniendo en cuenta la interacción de la bolsa con el hueso

Aquí se evalúa el número de paredes, la hondura e incluso la anchura de su defecto óseo. Entre ellas encontramos:

  • Supraósea: cuando el fondo de la bolsa se encuentra al frente del hueso alveolar subyacente.
  • Infraósea: sucede una vez que el fondo de la bolsa se localiza al nivel adyacente.
  • Acorde al número de áreas dañadas

Pudiendo afectar a una, dos o tres áreas simultáneamente: ajustados y escurridos, estrechos y amplios, subterráneos y constreñidos u hondos y extensos.

A su vez, pueden desarrollarse de manera:

  • Sencilla: afectando una sola cara del diente.
  • Compuesta: dos o más caras del diente. La bolsa se encuentra directamente con el margen gingival en todo el proceso del desarrollo de cada área perjudicada.
  • Compleja: esta tipología se origina en un área dentaria específica, que suele dar vueltas en torno al diente, afectando no solo a ella misma sino también a otras caras a su alrededor. En este caso, la bolsa se desarrolla específicamente en la cara del diente afectado.
  • Cráter óseo

Son hoyos que se desarrollan en la cresta del hueso interdental, justamente en medio de las tablas vestibular y lingual. Suele desarrollarse más en las zonas posteriores que en las anteriores.

¿Qué pasa si no se eliminan las bolsas periodontales?

Al no tratar a tiempo esta afección se puede ocasionar una necrosis dental en el diente afectado o la dentadura en sí.

La aglomeración de estas bacterias o agentes nocivos para tu cavidad bucodental gozará de unas condiciones idóneas, que les permitirán seguir desarrollándose e influir tanto al tejido gingival como al hueso de la encía. Esto afectaría de forma perjudicial, debido a que la función de esta zona no es otra que hacer de sostén dentario.

¿Qué tratamientos se realizan en la bolsa periodontal?

En este caso también dependerá del estado en el que se encuentre la persona, por lo que la elección de uno u otro puede variar:

  • Fase de gingivitis

En esta fase, con una limpieza dental profesional se podrá solventar el problema. Para ello, deberá eliminarse completamente el sarro y la placa acumulados entre los dientes, permitiendo que la encía pueda recuperarse por sí misma o de modo natural.

  • Fase de periodontitis

Al darse la periodontitis, los tratamientos pueden ser diversos dependiendo de la gravedad del caso. Entre ellos, tenemos:

Los curetajes siempre se efectúan con anestesia local, con el fin de acabar con la inflamación provocada por la placa y el sarro, haciendo que la encía pueda recobrar su postura.

  • Los antibióticos pueden apaciguar la afección dentaria.

Entre ellos encontramos los enjuagues o geles bucodentales con antibiótico, los cuales se aplican entre los dientes y la encía afectada o en el interior de las bolsas, siempre y cuando se haya realizado previamente una limpieza profunda.

No obstante, también existen casos mucho más graves donde será necesario el suministro de antibióticos orales.

  • Fase perjudicial de periodontitis

En esta situación habrá que recurrir a una solución de mayor efecto. Lo más probable es que tu dentista te recomiende:

  • Una cirugía de reducción de estas bolsas para estabilizar el desarrollo de la enfermedad.

Se emitirán pequeñas incisiones en la zona afectada para poder alzar una parte del tejido de la misma, lo cual liberará las raíces para efectuar un raspado y alisado más pertinente. La finalidad de esta acción es minimizar la inflamación de las encías para recobrar una anatomía regular en tu boca.

Una vez completada la intervención, necesitarás acudir a revisiones programadas por tu dentista para llevar a cabo el mantenimiento y los cuidados necesarios.

  • Un injerto de tejido: esto solamente se da cuando el tejido de las encías se pierde, ocasionando que la línea gingival retroceda.

Generalmente, se hace a través de una biopsia con una pequeña proporción de tejido del paladar o usando, incluso, tejido de otra fuente donante y adhiriéndolo a la zona afectada. Minimizando de manera notoria la recesión gingival, cubre las raíces expuestas y da a los dientes un aspecto mucho más agradable.

  • Un injerto óseo: este método se efectúa una vez que la periodontitis ha dañado totalmente al hueso que circunda la raíz del diente.

Esto ayudará a evitar la pérdida del diente al mantenerlo en su lugar y, a su vez, servirá de guía para el crecimiento del hueso natural nuevo.

  • Una regeneración guiada permitirá que el hueso vuelva a crecer sin ningún problema.

El dentista colocará una pieza especial de tela biocompatible entre el hueso existente y el diente. Esto evitará que entre tejido no deseado al sector de cicatrización, permitiendo que el hueso vuelva a desarrollarse.

  • Albúminas estimulantes de tejidos aplicando gel especial en la raíz del diente afectado.

Son las mismas albúminas que se hallan en el esmalte de los dientes en desarrollo, lo que ayuda al crecimiento de huesos y tejidos saludables. De esta manera, se podrá aplicar el tratamiento correspondiente y conseguir resultados más rápidos y efectivos.

¿Qué puedo hacer para prevenir las bolsas periodontales?

La mejor manera de prevenir y atacar cualquier otra dolencia en la cavidad bucal es realizar una correcta higiene dental en casa. Opta por:

  • Cepillarte los dientes de dos a tres veces al día.
  • Usa un cepillo de cerdas suaves para llegar a la línea de la encía donde se suele acumular la placa.
  • Reemplaza tu cepillo cada tres a cuatro meses.
  • Opta por cepillos eléctricos, esto hará más efectiva la erradicación de la placa y el sarro.
  • Utiliza hilo dental a diario, la mayoría de personas no lo hace y ni está al tanto de que su uso es tan importante como el cepillado diario.
  • No te olvides de los enjuagues bucales, ya que cuentan con una importante acción preventiva y minimizan la placa y las infecciones bucodentales.
  • Complementa el cepillado diario e hilo dental con palillos dentales, cepillos interdentales o varilla dental. Estos han sido fabricados exclusivamente para limpiar esas áreas dentales que con un cepillado normal resulta imposible llegar.
  • Acude a las limpiezas dentales regulares con tu odontólogo y cumple con el cronograma sugerido por el mismo.
  • No fumes.

Clínica Ruiz de Gopegui: solucionamos tus problemas de bolsas periodontales

Ruiz de Gopegui es una clínica dental en Madrid, donde encontrarás profesionales altamente cualificados en las diversas ramas de la odontología, que se encargarán de mejorar tu salud y estética bucodental.

Además, contamos con equipos y tratamientos de última generación y vanguardistas, que se suministrarán acorde a tus necesidades y grado de afección.

Si últimamente estás presentando bolsas periodontales… ¡No te preocupes! Ponte en contacto inmediatamente con algunos de nuestros especialistas y pide una revisión completa.

Lo más importante ante cualquier patología bucodental es tratarla a tiempo y siendo lo más precavidos posible.

¿A qué estás esperando para solicitar tu primera visita gratuita? Te estamos esperando.

💬 ¿En qué podemos ayudarte?