Tipos De Caries Dentales - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Tipos de caries dentales

Existen diversos tipos de caries, unos más fuertes que otros. En función de su gravedad, puede influir de forma más o menos negativa sobre cualquier área y capa dental. Generalmente, estas afecciones se manifiestan en adultos mayores, niños, jóvenes, y hasta en bebés, que cuentan con una mala higiene bucodental.

¿Cómo se muestran las caries dentales?

Las caries se presentan como orificios de diversos colores, según su tipología, capaces de afectar a cualquier composición dental con independencia de la edad y el género.

Pueden desarrollarse simplemente por la acción de los ácidos de la placa bacteriana que no se han eliminado satisfactoriamente o por razones mucho más graves, como patologías bucodentales mal curadas o mal tratadas.

La fase inicial empieza afectando a la capa externa que protege los dientes y, si no se trata a tiempo, acaba introduciéndose y atacando a las capas mucho más profundas de la dentadura.

Una vez que estas capas han resultado perjudicadas, y el nervio de la pieza dental se encuentra afectado, no podrá regenerarse. De este modo, la afección puede llegar a ser irreversible.

¿Qué tipos de caries existen?

El proceso de inicio y desarrollo de esta afección puede prolongarse en el tiempo, por lo que la aparición de sus diversas tipologías dependerá de dos factores:

La zona dental

Este factor engloba las diversas tipologías:

Caries recurrente

Esta se produce en aquellas zonas más expuestas a la acumulación de bacterias. En este sentido, pueden encontrarse cerca o en los bordes de un empaste dental, corona o fundas, tras la cura de una lesión previa o a raíz de una nueva pieza cariosa mal tratada.

Caries radicular

Perjudica directamente a la raíz del diente, provocando la pérdida inmediata del mismo. Suele ser la más agresiva y una de las principales causas de pérdida dental. Puede generarse por una patología periodontal o por un cepillado agresivo, dejando al descubierto no solo la raíz, sino también provocando una retracción gingival que desproteja totalmente esa zona dental.

Caries interproximal

Es uno de los tipos más difíciles de detectar, ya que únicamente se ve por medio de una radiografía específica y descriptiva. Resulta complicado su acceso y limpieza manual, puesto que suelen formarse entre dos piezas dentales o zona interdental.

Caries coronal

Generalmente, aparece en la niñez. Se manifiesta en el área masticatoria dental, zona donde suelen quedar atrapados los restos de alimentos. Se detecta por la decoloración de la zona afectada.

Por el segmento dental

Este factor suele demostrarse a través de:

Caries fisuras

Es frecuente en las piezas dentales posteriores, conocidas como molares. Su aparición se da por medio de diminutas grietas en el área dental, perjudicando a su paso a los tejidos dentales.

Caries rampante

Se trata de una lesión fulminante que evoluciona con mucha rapidez; puede oscurecerse con el paso del tiempo, dejando ver unos tonos de marrones a negros. La infección puede llegar hasta la pulpa y los tejidos internos de la corona, provocando necrosar el nervio y hasta la pérdida del mismo.

Caries de dentina

Esta tipología afecta a la dentina. Se representa por su color amarillento y suele aparecer por fuertes desgastes, erosión dental o caries en estados mucho más avanzados.

Caries de esmalte

Es la tipología que daña la capa externa de las piezas dentales, en la zona del esmalte. Se identifica tras la aparición de manchas blancas o negras en el área dental.

¿Qué desencadena la aparición de las caries?

Las caries aparecen por:

Aglomeración de la placa

Esta capa cristalina y pegadiza, que acaba cubriendo toda la superficie dental, produce bacterias y/o agentes nocivos para la salud bucodental que, con el paso del tiempo, pueden endurecerse y evolucionar en sarro. Además, se oculta encima, entre o debajo de la línea gingival.

También puede producirse y establecerse en función de las bacterias por las que se formaron, a través de la siguiente categorización:

  • Cuando se debe a patologías periodontales se conocen como placa periodonto-patogénica.
  • Cuando se producen por la liberación de ácidos y/o la formación de caries, se conocen como placa cariogénica.

Proceso de erosión

Una vez que los ácidos derivados de la placa bacteriana logran erradicar por completo los materiales, nutrientes y/o calcio que requieren las piezas dentales para alimentarse, sucede el proceso de erosión, afectando al esmalte.

Si no se trata a tiempo, puede traspasar la siguiente capa llamada dentina e ir introduciéndose cada vez más en el interior de la pieza afectada, logrando incluso llegar hasta a los nervios y/o vasos sanguíneos. En el peor de los casos, puede producir una necrosis pulpar e, incluso, extenderse fuera de la raíz y afectar al hueso.

Factores adyacentes, de los genes o hábitos comunes

La aparición de esta afección también se debe a ciertos elementos adyacentes como:

  • El consumo indebido de bebidas o alimentos como azúcares, melaza, helado, dulces, nata, té oscuro, entre otros.
  • Los factores genéticos como la durabilidad del esmalte o la respuesta dental ante la presencia de bacterias en la boca.
  • La sequedad bucal motivada por la segregación de unos niveles inferiores de saliva.
  • La edad suele ser un factor importante, porque con el transcurso del tiempo se produce mayor vulnerabilidad y carencia de flúor, lo que ocasiona la disminución y existencia de raíces dentales.
  • El uso discontinuo de herramientas dentales provocan el amontonamiento desmedido de bacterias.
  • Los trastornos alimenticios y el mal hábito de no cepillarse después de cada comida provocan erosión dental, además de ayudar a profundizar más las caries.

¿Qué tratamientos se utilizan para curar los tipos de caries?

Los tratamientos para las caries dependen del grado de afección, profundidad de la lesión y la zona afectada:

Sustracción cariosa

Esta situación es frecuente en aquellos pacientes que no asisten a sus consultas programadas y se ejecuta en los casos más severos, esos en los que ningún otro tratamiento funciona. Se realiza la sustracción de la pieza afectada y, posteriormente, se procede a la instalación del implante para que este sustituya a la pieza extraída.

Endodoncia

Se indica en aquellos casos en los que la lesión cariosa ha dañado el tejido pulpar o el nervio. Se hace a través de la eliminación del nervio necrosado y, posteriormente, se finaliza con un sellado de dicha zona perjudicada, o restableciéndola mediante una incrustación o corona dental. Unos días más tarde, la pieza dental recuperará su funcionalidad y vitalidad.

Empaste dental

Es el procedimiento más utilizado para tratar las caries de esmalte, dentina, de corona o interproximales. Se efectúa a través de la eliminación del tejido dañado por medio de la implementación de un instrumento de cabeza rotatoria que posibilita la extracción dental. Posteriormente, se sella la cavidad con una resina de composite, devolviendo la estética y la funcionalidad a la pieza.

Pulpotomía o pulpectomía

Este tratamiento se lleva a cabo solamente cuando la caries ha dañado una pieza dental de leche. Es parecida a una endodoncia, sin embargo, se basa en impedir la pérdida prematura de dicha pieza temporal y, simultáneamente, eludir la aparición de ciertos problemas de oclusión cuando crezcan los definitivos.

¿Cómo puedo prevenir las caries?

Para prevenir las caries, debes:

  • Mantener una buena y correcta higiene bucal.
  • Asistir a cada una de las consultas programadas y de rutina.
  • Optar por la realización de limpiezas dentales y exámenes bucales.
  • Cepilla tus piezas dentales tras cada comida, incluyendo las comidas intermedias.
  • Ingiere alimentos saludables y nutritivos que mejoren tu salud bucodental.
  • Utiliza el hilo dental, enjuagues bucales, irrigadores o cualquier herramienta dental complementaria.
  • No consumas alimentos duros ni bebidas oscuras.

Recuerda que ante cualquier sintomatología o signo de caries, debes acudir a una visita con tu odontólogo para que pueda diagnosticar a tiempo y poner remedio a cualquier afección dental.

Cuida tu salud bucodental

En la Clínica Dental en Madrid tendrás a tu disposición una serie de tecnologías vanguardistas y de última generación. Además, encontrarás tratamientos especializados y enfocados en tus necesidades y grado de afección.

Cada uno de nuestros profesionales se encargarán de conseguir la mejor solución acorde a la afección que pueda poner en peligro tu salud bucodental a corto y/o largo plazo.

Si quieres solucionar los problemas que desencadenan las caries o recibir el tratamiento respectivo para cada situación cariosa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Qué esperas para decirle adiós a las caries? ¡La primera consulta es gratis! Te esperamos.