Alveolitis Húmeda - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Alveolitis húmeda

La alveolitis es una infección del alveolo y es una de las complicaciones que puede ocurrir tras un procedimiento de cirugía bucal. Pero solo un porcentaje pequeño de pacientes padece esta complicación. Suele producirse tras exodoncias de las muelas del juicio, ya que se forma un coágulo de sangre en el alveolo. Sin embargo, si este coágulo no se forma o se rompe, se produce una infección del alveolo, puesto que se vuelve vulnerable a las bacterias y provoca un dolor e inflamación en el tejido. Cuando extraemos una muela siempre queda una cavidad en la zona. Este pequeño agujero se debe de rellenar con un coágulo de sangre al que llamamos alveolo. El alveolo sirve para proteger el hueso alveolar del ataque de microorganismos patógenos, como las bacterias de la boca. Los primeros síntomas de alveolitis, tras la cirugía bucal, suelen aparecer unos 5 días después de la intervención. Por ello, si el dolor dental tras la exodoncia no remite o notas mal sabor de boca constante, deberías visitar la clínica dental con rapidez.

¿Qué es la alveolitis húmeda?

Dentro de la alveolitis, debemos distinguir entre dos clases, la alveolitis seca y la húmeda, según los síntomas que se experimenten. Hoy hablaremos de la alveolitis húmeda. La alveolitis dental se produce cuando el alveolo o coágulo nunca llega a formarse correctamente o cuando se rompe.

En la alveolitis húmeda el coágulo de sangre sí que se ha formado, pero se ha roto con el tiempo. Se produce una alveolitis húmeda cuando el hueco que se produce tras extraer un diente no se encuentra vacío, sino que se rellena de un tejido sangrante y oscuro.  Con la alveolitis húmeda el dolor no resulta tan fuerte que con la seca. 

Causas de la alveolitis húmeda

En este caso de alveolitis, el coágulo se ha infectado a causa de una mala higiene oral de la zona o por una acumulación de restos de alimentos en el hueco. Además, la probabilidad de sufrir esta complicación aumenta en pacientes fumadores o que sufran trastornos del sistema inmune. 

Entre los factores de riesgo que pueden provocar una alveolitis también encontramos:

  • Edad y sexo: Una persona de edad avanzada puede tener más complicaciones que un paciente más joven. Además, son las mujeres las que tienen una mayor predisposición a desarrollar alveolitis. 
  • Dificultad en la extracción: En ocasiones, la extracción puede ser más compleja cuando los dientes están impactados o retenidos. 
  • Infecciones previas.

Síntomas de la alveolitis húmeda

Cuando sufrimos alveolitis húmeda, se experimenta un dolor muy focalizado en la zona de la extracción. Además, se observará un coágulo de color oscuro y mal aliento y mal sabor de boca. 

Tratamiento indicado para la alveolitis húmeda

Los dolores que implica la alveolitis, conllevan la necesidad de un tratamiento eficaz para el paciente para eliminar las molestias. 

Se deberá limpiar el alveolo, higienizando la zona y eliminando los posibles residuos alojados. Es habitual el uso de suero fisiológico para limpiar la cavidad y eliminar todos los microorganismos patógenos que están dañando la zona.

Para tratar la alveolitis húmeda se recetarán analgésicos para aliviar los dolores. Además, se evitará el tabaco y se llevará a cabo un buen cepillado de la zona con cuidado. 

Dependiendo de cada caso pautaremos fármacos muy concretos. Si existe infección bacteriana, los antibióticos nos ayudan a eliminarla con seguridad. El Rhodogil es uno de los medicamentos más utilizados en las clínicas odontológicas. También es posible que te prescribamos analgésicos, con el fin de mitigar el dolor que produce la afección.

Pide cita en nuestra clínica dental de Madrid si notas síntomas de alveolitis tras una intervención de cirugía bucal. Nuestro equipo planificará un tratamiento individualizado para mantener tu sonrisa en perfecto estado. La primera visita es gratuita.