¿Cuáles Son Los Tipos De Mordida? - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Tipos de mordida

¿Sabías que cada persona tiene un tipo de mordida característico? Y no solo eso, sino que cada tipo puede desencadenar algún efecto negativo que incide en nuestra salud bucodental si no es tratado a tiempo.

Numerosas personas que acuden a nuestra clínica desconocen por completo la posición exacta en la que se encuentran sus piezas dentales. Esto suele deberse a la desinformación sobre el tipo de mordida que tiene cada uno o sobre aquellas que, con el paso del tiempo, podemos desarrollar.

Sin embargo, no tienes de qué preocuparte, porque en la Clínica dental Ruiz de Gopegui podrás descubrir cuál es la tuya y resolver la posible desalineación dental. Sabrás qué tratamientos son los indicados para ti y los aplicaremos sin ningún problema y de manera sencilla.

Si quieres indagar más sobre este tema, lo único que debes hacer es seguir leyendo. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber. ¡Vamos a por ello!

¿Cómo puedo saber si mi mordida es correcta?

Antes de hablar de los tipos de mordidas, es esencial hacer un paréntesis para definir lo que sería una mordida correcta. Esta tiene lugar cuando las piezas superiores encajan perfectamente sobre las inferiores, incluyendo los surcos de las puntas de los molares.

Si al cerrar la boca tus piezas dentales no se ajustan bien, puedes padecer ciertos problemas no solo de estética dental, sino también de salud por la aparición de migrañas, desgaste prematuro del esmalte, dolores mandibulares, dificultades para masticar, trastornos en el sistema auditivo o un mayor riesgo de padecer cualquier patología periodontal.

De ahí que sea tan recomendable acudir a nuestros especialistas para que te puedan diagnosticar, proporcionar los tratamientos establecidos y evitar cualquier problema a tiempo.

Es importante recordar que cada persona es distinta, por lo que también lo es su mordida y, según el caso, su tratamiento.

¿Qué tipos de mordidas existen?

La mejor manera de identificar tu tipo de mordida es acudiendo a la Clínica Ruiz de Gopegui y concertar una visita con nuestros especialistas. Ellos, a través de un estudio personalizado, determinarán y diagnosticarán tu estado actual de mordida y, acorde a la gravedad de la maloclusión, proporcionarán el tratamiento que mejor se adapte a tu caso.

Por lo general, los maxilares y las piezas dentales deben encajar perfectamente y es cuando esto no ocurre que aparece uno u otro tipo de mordida incorrecta.

Cabe destacar que en los distintos tipos de mordidas influyen las procedencias hereditarias, malos hábitos, golpes, fracturas y pérdida de piezas dentales. A continuación se muestran las más frecuentes:

  • Mordida abierta

Ocurre cuando las piezas dentales superiores no logran cerrar y encajar correctamente con las piezas inferiores, principalmente debido al contacto anticipado de las muelas superiores con las inferiores.

Suele estar provocada por herencia o malos hábitos como, por ejemplo, hacer presión hacia delante con la lengua, succionar el dedo pulgar o morder objetos de forma reiterada.

Las personas que padecen este tipo de mordida no suelen ser conscientes del problema, sin embargo, uno de los efectos más frecuentes es la dificultad que se produce para comer.

Esta mordida se trata con ortodoncia y, en casos más graves, combinada con cirugía ortognática.

Hay que tener en cuenta que, a su vez, puede dividirse de la siguiente manera:

    • Abierta anterior: cuando son los incisivos los que no se tocan.
    • Abierta posterior: cuando son los molares los que no se tocan.
    • Abierta completa: cuando son los últimos molares los que se tocan.
  • Mordida cerrada

Tiene lugar cuando las piezas dentales antero superior cubren la mayor cantidad de piezas inferiores, ocasionando que estas toquen el paladar. Si no se trata a tiempo, puede producir un desgaste excesivo del tejido facial inferior, dando a la persona un aspecto mayor y desdentado.

Este tipo de mordida suele darse con el paso de los años, por lo que se considera un efecto natural del envejecimiento. El tratamiento para corregirla consiste en aplicar coronas dentales o carillas junto a una ortodoncia.

  • Mordida cruzada

Ocurre cuando las piezas dentales superiores ocluyen por dentro de las inferiores, ocasionando un aspecto extraño. Uno de los efectos que se da en mayor medida es tener el paladar estrecho y elevado, así como que la barbilla sobresalga.

Puede producirse en la parte trasera o delantera de la boca, provocando asimetrías faciales, y afectar tanto a las piezas dentales antero superiores como a las inferiores.

A su vez, este tipo de mordida puede ser:

    • Cruzada anterior: cuando la maloclusión afecta a los incisivos y caninos superiores y se sitúan por detrás de los inferiores.
    • Cruzada posterior: cuando los problemas de maloclusión afectan a las muelas y los caninos. El tratamiento para esta mordida consiste en corregir la maloclusión con brackets, avance mandibular ortopédico, extracciones o cirugía ortognática.
    • Cruzada unilateral; solo ocurre de un lado de la boca.
    • Cruzada bilateral; ocurre en ambos lados de la boca.

Para resolver esta mordida se requiere el uso de ortodoncia (fija o removible) y, en casos más graves, combinarla con cirugía ortognática.

  • Mordida en forma de tijera

Este tipo de mordida no suele ser común, no obstante, se da una vez que la arcada superior sobresale y no toca las cúspides. Se suele recurrir al uso de ortodoncia fija para tratarla.

  • Protrusión dental

Se da debido a una maloclusión de clase II. Las piezas dentales inferiores se encuentran ubicadas detrás de los antero superiores, causando deformaciones faciales o dificultad para cerrar la boca.

No perjudica gravemente la salud, sin embargo, suele afectar a la autoestima debido al aspecto físico de la persona. Puede generarse tras el mal hábito de succionar el dedo pulgar, lo que deriva en una mala alineación de los molares.

Se recomienda el uso de ortodoncia fija combinada con una cirugía ortognática para resolver esta situación.

  • Sobremordida

Ocurre cuando la maloclusión afecta a las piezas dentales del maxilar superior, provocando que se superpongan excesivamente a las del maxilar inferior y las presione hacia abajo, cubriéndolas por completo. Si esta mordida es muy severa, puede llegar a impactar en las encías.

La sobremordida puede ser hereditaria por la manera en la que se ha desarrollado el hueso, o adquirida por factores como una mala posición de la lengua, sin embargo, uno de los factores más influyentes es el mal hábito de succionar el dedo pulgar o el chupete.

No suele ser un tipo de mordida que afecte a la estética, sin embargo, supone dificultades para realizar una buena higiene bucodental, lo que puede derivar en caries, patologías periodontales o bruxismo.

Para tratar esta patología se recomienda el uso de ortodoncia fija combinada con una cirugía maxilofacial, dependiendo de la gravedad del caso.

  • Submordida

Es el caso contrario a la sobremordida, en el que las piezas dentales que se superponen sobre las superiores son las inferiores. Es un problema que se manifiesta con una mandíbula prominente.

  • Apiñamiento

Este tipo de mordida es el más común y por el que muchos pacientes acuden a la Clínica Ruiz de Gopegui. Es causada por la falta de espacio para las piezas dentales, lo que da como resultado piezas torcidas y montadas entre sí. Suele corregirse con el uso de ortodoncia.

  • Resalte

Sucede cuando las piezas dentales superiores se extienden en sentido horizontal mucho más allá que las inferiores. Si las piezas dentales sobresalen de manera desmesurada se pueden ocasionar daños, problemas de masticación e, inclusive, afectar al habla.

Para resolver esta patología se utilizan varios tratamientos que dependen de la edad de la persona, como se muestra a continuación:

    • En los más pequeños de la casa suele utilizarse un aparato funcional.
    • En el caso de los adolescentes es necesario el uso de ortodoncia o un aparato funcional.
    • En los adultos lo mejor es la ortodoncia o una cirugía ortognática.
  • Borde a borde

Esta mordida se da cuando los bordes incisales de las piezas antero superiores quedan en contacto con los bordes de las antero inferiores.

¿Qué sintomatología deriva de los tipos de mordidas?

Sea cual sea la mordida irregular que estés padeciendo, los síntomas que puedes tener relacionados con tu salud son: dolor de oído, cabeza, cuello o mandíbula; alteraciones faciales; dificultades respiratorias; problemas al masticar o tragar, que con el tiempo afectan al sistema digestivo, y desgaste o fisuras dentales.

Por otro lado, también tiene lugar una reproducción desmesurada de bacterias o agentes extraños por la acumulación de comida en zonas de la boca a las que, generalmente, no se puede acceder con facilidad con el uso del cepillo. Ello trae consigo la propagación de caries y otras dolencias bucodentales.

Especialistas en ortodoncia

Si aún tienes dudas o ciertas inquietudes sobre los tipos de mordidas, no dudes en contactarnos o visitarnos en la Clínica Ruiz de Gopegui. Aquí encontrarás especialistas altamente capacitados en odontología general, ortodoncia y estética dental.

Todos ellos están a tu disposición y podrán ayudarte a resolver cualquier dolencia o irregularidad que pueda estar afectando a tu salud bucodental, así como que también te proporcionarán el tratamiento adecuado según tus necesidades, grado de afección y preferencias. Lo único que debes hacer es concertar una cita el día y hora que te vaya mejor.

Ahora que sabes todo esto, solo nos queda recomendarte que te pongas en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!