¿A Qué Edad Salen Las Muelas Del Juicio? - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

¿A qué edad salen las muelas del juicio?

¿Alguna vez te has preguntado a qué edad salen las muelas del juicio? Las muelas del juicio erupcionan una vez que la persona cumple la mayoría de edad y tienen una prolongación hasta los veintitantos. Sin embargo, pueden llegar a no aparecer. 

El dolor y la molestia que emite su nacimiento es algo muy común pudiendo desencadenar desde dificultades para abrir la boca hasta la inflamación y/o el sangrado de las encías, aunque no siempre sucede.

Por ello, en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui ofrecemos el mejor cuidado y atención personalizada en casos relacionados con la salud bucodental y la estética dental. 

Si quieres saber más sobre las muelas del juicio, te invitamos a que sigas leyendo y descubras algunos tips que te ayudarán a sobrellevar esta situación de la mejor manera posible. ¡A por ello! 

¿Qué son las muelas del juicio?

Son llamadas también cordales o terceros molares y forman parte de las últimas piezas dentales en aparecer. Se localizan al final de las encías de ambos maxilares o al fondo de la boca. Dando un total de cuatro piezas, una por cada cuadrante bucodental

Pertenecen a unos de los problemas bucodentales más conocidos. En algunas situaciones suelen perjudicar a otros dientes a lo largo de su desarrollo, empujándolos y produciendo un dolor mucho más intenso. 

Cuando esto ocurre los odontólogos sugieren la extracción de las mismas, siendo el único remedio contra dicha molestia.

¿A qué edad salen las muelas del juicio?

Estas muelas salen entre los dieciocho y veinticinco años de edad e incluso, hemos presenciado casos en los que nunca llegan a erupcionar ni existir. 

Algunas personas se suelen desarrollar sin ningún tipo de inconveniente. En estos casos, cada muela se termina alineando y posicionando con las muelas anteriores, precisamente detrás de los segundos molares. 

Pero, en la mayoría de los casos, ocurre que la boca no tiene el espacio requerido para que puedan salir con normalidad, quedando atrapadas o retenidas. La retención de las muelas del juicio puede dividirse en dos tipos: 

  • Retención parcial muela del juicio

Sucede cuando se logra visualizar únicamente cierta parte de la corona. Esto permite el paso de bacterias y agentes nocivos a las encías pudiendo terminar en infecciones. 

  • Retención total muela del juicio

Cuando no se visualizan y no logran erupcionar por sí solas. Las consecuencias pueden ser: desencadenar quistes en o cerca de la muela impactada, perjudicar las raíces de las muelas vecinas e incluso, destruir el hueso alveolar. 

¿Qué inconvenientes causan las muelas del juicio?

Lo que generalmente causa los inconvenientes en el desarrollo de estos molares es la erupción incompleta de las mismas. Es decir, cuando una parte de ellas logra salir de la encía y la otra queda atrapada en su interior. 

Todo esto deriva en consecuencias generales como: formación de infecciones o bolsas gingivales, limitaciones de espacio o una malformación genética.

Si erupcionan torcidas o mal posicionadas:

  • Incomodidad al masticar y al ingerir cualquier alimento.
  • Inflamación de las mejillas y los molares. 
  • Irritación generada debido al nacimiento o ángulo incorrecto del molar, ocasionando roce en la mejilla, la lengua o la boca.
  • Dolor intenso en la zona bucal o la dentadura en sí.
  • Sensibilidad en la zona de las muelas.
  • Enrojecimiento e inflamación de las encías.
  • Dolor en los molares que quieren erupcionar.

Si la causa de la erupción se debe a una infección:

  • Endurecimiento e inflamación del cuadrante del maxilar afectado. 
  • Mal sabor de boca o aliento.
  • Patologías periodontales como gingivitis o periodontitis.
  • Fiebre.
  • Sangrado de las encías.
  • Dolor de garganta, oído y cabeza. (Esto sucede una vez que la infección se extiende totalmente y sale de la zona afectada) 
  • Molestia al abrir la boca.

Sí quieren erupcionar pero se encuentran retenidas o sin espacio:

  • Rigidez y tensión mandibular o alrededor del molar afectado.
  • Inflamación y enrojecimiento en el colgajo del tejido de la encía que se ha formado en medio de la muela y que ha erupcionado de manera parcial.
  • Apiñamiento de las otras muelas o dientes vecinos.
  • Caries dental o protuberancias leves o nocivas en las muelas que erupcionaron de manera parcial.
  • Al existir límite de espacio en la dentadura no permite el correcto aseo bucodental ni de las muelas ni mucho menos de los dientes vecinos, lo que puede desencadenar en patologías periodontales.

Es importante que en el momento de percibir su presencia o alguna molestia por más ligera que sea, acudas inmediatamente a nuestros odontólogos o cirujanos maxilofaciales-orales. 

¿Cómo pueden erupcionar las muelas del juicio?

Su erupción depende de los tipos de retención, la limitación del espacio y su posición actual:

  • Si crecen en ángulo recto, como si las muelas estuviesen recostadas en el interior del maxilar (superior o inferior), y chocan contra las piezas dentales vecinas. 
  • Si crecen hacia el lado contrario de la boca.
  • Si crecen de forma derecha hacia arriba o hacia abajo, como cualquier otra muela, pero permaneciendo atrapada dentro del maxilar.

Cabe destacar que, será el odontólogo a cargo de tu caso quien determine el estado actual y suministre el tratamiento indicado teniendo en cuenta los análisis establecidos y antecedentes bucodentales.

Tratamientos para las muelas del juicio

En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui solemos aplicar la extracción básica, tanto para las muelas asintomáticas como sintomáticas. 

Para ambos casos, primero se evalúa mediante una panorámica el estado en el que se visualizan las muelas, y si las mismas tienen la posibilidad de perjudicar en el crecimiento, el desarrollo o la posición de las otras piezas vecinas. 

Después de identificar ese punto se implementa el tipo de tratamiento:

Sustracción quirúrgica

Es realizada por un odontólogo o un cirujano maxilofacial, que determinará, antes de la intervención,  la anestesia a aplicar: local, sedación o completa. 

Posteriormente:

  • Se procede a amplificar el alvéolo, usando una herramienta denominada botador o elevador.
  • Se implementan ciertos movimientos leves de lado a lado hasta que se afloja y se pueda sustraer. 
  • Una vez que se logra sustraer, el odontólogo o el cirujano maxilofacial a cargo del caso, emite una pequeña incisión y elimina cualquier hueso que bloquee el acceso a la raíz de la muela afectada.
  • Se aplica una sutura en la herida mediante puntos y se colocan gasas absorbibles para reducir el sangrado.
  • Se programa una próxima consulta a los siete o diez días para retirar los puntos.

En caso de que la muela no se pueda sustraer de manera normal, será necesario emitir una incisión en la encía, abrirla de lado a lado, partir el molar en varios trozos, retirar un poco de hueso maxilar y los trozos de la muela retenida.

Sustracción quirúrgica asintomática

Esta situación es muy particular y sucede con mucha frecuencia. Ocurre cuando las muelas retenidas no emiten ningún tipo de sintomatología ni problemas dentales aparentes, denominándose asintomáticos. 

Nuestros odontólogos y cirujanos maxilofaciales-orales sugieren extraer estos molares asintomáticos con el objetivo de prevenir problemas bucodentales en el futuro. No obstante, objetan lo siguiente: 

  • No importa si las muelas no presentan sintomatologías, deben extraerse de igual forma, ya que pueden no encontrarse sanas.
  • El espacio limitado que puede generar el impedimento del desarrollo de estos molares puede hacer que sea imposible emitir una limpieza idónea. 
  • Las complicaciones que desencadenan son menos frecuentes en los adultos mayores.

Recomendaciones y consejos para las muelas del juicio

La mejor forma de evitar el malestar que genera la erupción de las cordales es detectar el problema a tiempo. No obstante, existen diferentes métodos que te ayudarán a reducir la sintomatología como:

  • Aplicar hielo o bolsas de té sobre la mejilla alrededor de diez a veinte minutos. 
  • Enjuaga la boca suavemente con agua tibia con sal, cada dos a tres horas. 
  • Bajo ningún concepto pongas aspirina directamente sobre las encías.
  • Acude a tus consultas programadas.
  • Realiza limpiezas profundas o profilaxis dentales de dos a tres meses.
  • Establece una dieta equilibrada que contenga especias naturales como el clavo.
  • Cepíllate tres veces al día o después de cada comida. 
  • Complementa el cepillado diario con el uso del hilo dental y enjuagues bucales para mantener tu boca libre de bacterias.

Cuida tu salud bucodental con la Clínica Dental Ruiz de Gopegui

La Clínica Dental Ruiz de Gopegui evoluciona una y otra vez, mejorando cada vez más sus equipos tecnológicos, técnicas vanguardistas y optimizando la formación de todo el equipo médico. 

Recibirás un trato personalizado y tratamientos odontológicos de última generación, verificados por los mejores estándares de calidad del sector pero, sobre todo, acorde a tus necesidades y grado de afección.

Nuestro objetivo es hacer que te sientas como en casa y quieras formar parte de nuestra familia dental. No esperes más, averigua todo sobre las edades correspondientes en las que erupcionan las muelas del juicio y mejora tu sonrisa en la Clínica Dental en Madrid.

¡La primera consulta es gratuita! ¡Contáctanos!