915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Irrigador dental: 5 patologías que puedes evitar

Para tener una sonrisa perfecta es importante prestar mucha atención a la higiene bucodental. Además de cepillarte los dientes después de las comidas, es importante que prestes atención a los espacios interdentales y a las encías. En estas zonas también se alojan bacterias orales, que dañan los dientes y las estructuras de la boca. El irrigador dental o Waterpik es una de las herramientas de higiene bucal que más beneficios aporta a tu sonrisa.

En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui recomendamos el uso del irrigador bucal a todos nuestros pacientes. Las ventajas de optimizar la limpieza de la dentadura con esta herramienta son muchísimas. Gracias al correcto uso del Waterpik es posible evitar la formación de diversas patologías orales, que dañan la sonrisa.

La odontología conservadora es una de las especialidades odontológicas de nuestro gabinete dental. Mediante esta disciplina trabajamos para conseguir que tu sonrisa esté saludable y fuerte, manteniendo tus dientes naturales en perfecto estado. Para lograr esto, la higiene bucodental es primordial. Trabajar desde la prevención de patologías orales es algo que nos define como expertos en odontología.

¿Qué es el irrigador dental?

Un irrigador dental es una herramienta de higiene bucodental que nos permite eliminar la placa bacteriana que se aloja en zonas de difícil acceso para el cepillo de dientes, como los espacios interproximales o bajo la línea de las encías. Funciona mediante un chorro de agua a presión regulable.

El uso de un buen irrigador bucal nunca sustituye al cepillo de dientes, ni a otras herramientas, como el hilo dental o los cepillos interproximales. Hay que entender al Waterpik como un complemento necesario y ventajoso en las rutinas de higiene oral.

Hoy en día, en el mercado encontramos varios tipos de irrigadores. Muchos de estos aparatos albergan tecnologías innovadoras, que prometen beneficios ideales para la dentadura. Los más sencillos funcionan simplemente con un chorro de agua a presión, que generalmente se puede regular. Son muy similares a los irrigadores dentales profesionales que utilizamos en la clínica dental, pero algo más básicos.

En algunos casos, el fabricante del irrigador dental nos advierte de que se puede utilizar el producto con enjuague bucal o con agua. Además, hay herramientas que incluyen varios cabezales, que nos permiten mejorar la limpieza interdental considerablemente.

Beneficios del irrigador bucal

Son muchos los beneficios que aporta el irrigador dental a la salud de tu sonrisa. Si además de optimizar tu limpieza bucal en casa visitas periódicamente al dentista, conseguirás unos dientes perfectos y libres de enfermedades. Estas son algunas de las ventajas del waterpik:

  • Dientes más limpios.
  • Sensación de frescura.
  • Eliminación de bacterias orales.
  • Prevención de patologías orales.

Casos en los que el irrigador dental es necesario

En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui recomendamos utilizar el irrigador dental a todos nuestros pacientes. Somos conscientes de que su implementación en tus rutinas de higiene bucal te ayudará a disfrutar de unos dientes mucho más saludables. No obstante, hay algunos grupos de personas que deberían incluir esta herramienta siempre:

  • Personas con ortodoncia: si llevas una ortodoncia con brackets seguro que has notado que la limpieza de dientes se complica bastante. Además de recurrir a los cepillos interproximales, el irrigador bucal te permitirá eliminar los restos de comida que se quedan pegados tras el aparato dental y entre los dientes.
  • Personas con patologías periodontales: quien sufre gingivitis o periodontitis debe controlar mucho más a las bacterias de la boca. Estas enfermedades dañan los tejidos orales, generando una destrucción que podría desembocar en la perdida de dientes. El irrigador dental, además de eliminar las bacterias genera un masaje en las encías, mediante el agua a presión. Este masaje es muy beneficioso para controlar las patologías periodontales.
  • Personas con sensibilidad dentinaria: ante la sensibilidad dental aumentada, el irrigador es un gran aliado. Podrás eliminar la placa bacteriana sin dañar tu esmalte y con total garantía.
  • Personas con implantes dentales: si te has sometido a un tratamiento de implantología dental usar el waterpik es muy importante para ti. Para que el procedimiento sea un éxito es importante que tu higiene bucodental sea exquisita.

Patologías que puedes evitar con el Waterpik

Las bacterias orales, los hongos y otros microorganismos pueden provocar un sinfín de enfermedades infecciosas en la boca. Si mejoras tu higiene bucodental, con herramientas de calidad, como el irrigador bucal, estarás evitando que las infecciones ataquen a tu sonrisa. Si a esto le sumas las visitas periódicas al dentista y las limpiezas dentales profesionales, tendrás unos dientes perfectos y muy sanos.

Caries dentales

Las caries son una de las patologías orales más comunes entre la población mundial. Afectan por igual a niños y a adultos. Suponen uno de los principales problemas bucodentales de la actualidad. Las bacterias de la boca comienzan a dañar el esmalte de los dientes. Si no se eliminan con éxito, mediante la limpieza bucodental, irán penetrando en capas más profundas de las piezas dentales.

En la clínica dental podemos realizarte diversos tratamientos para las caries. El empaste u obturación dental es el menos invasivo. Pero, si la caries ha llegado a capas muy profundas, como la pulpa dental, tendremos que planificar una endodoncia.

Gingivitis

La gingivitis es la primera fase de la enfermedad periodontal. También es consecuencia de las bacterias orales. La patología comienza dañando las encías y su evolución suele generar graves problemas en la sonrisa. Por ello, utilizar el irrigador dental en las rutinas de higiene bucal es clave. Si notas las encías rojas, sangrantes o inflamadas debes visitar la consulta del dentista cuanto antes.

Periodontitis

Se trata de la evolución natural de la gingivitis. las bacterias de la boca ya han comenzado a destruir tejidos. Las bolsas periodontales se forman bajo las encías y pueden dañar el hueso que soporta los dientes. Su principal consecuencia es la pérdida de dientes. Si a los síntomas anteriores le sumamos sensibilidad dental, halitosis y/o movilidad dental, es probable que estés sufriendo una piorrea o periodontitis. Ven a hacerte una consulta de periodoncia cuanto antes.

Candidiasis oral

La candidiasis oral es una enfermedad originada por la presencia en exceso del hongo cándida albicans. Suele dar la cara a modo de manchas o placas blanquecinas en las mucosas orales. Sus consecuencias son muy negativas para la salud bucodental. Si utilizas un irrigador bucal a diario mantendrás a estos microorganismos a raya.

Halitosis

El mal aliento puede estar originado por diferentes factores. Pese a ello, la halitosis más común es la que se relaciona con los malos hábitos de higiene bucodental. Si no limpias tu boca perfectamente, eliminando todas las bacterias y gérmenes que en ella habitan, el mal aliento será notable.

Pide cita en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui. Nuestro equipo médico te enseñará a utilizar perfectamente el irrigador dental. ¿Quieres tener unos dientes perfectos? Nosotros te ayudamos a conseguirlo. ¡La primera visita es gratis!

Valora este artículo

Doctores Ruiz de Gopegui