Mandíbula Torcida O Desviada: Tratamientos Para Corregirla
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Tratamientos para corregir la mandíbula torcida o desviada

La mandíbula torcida o desviada es una condición que afecta a muchas personas, causando diversos problemas de salud dental y bienestar en general. Si tienes una mandíbula torcida, es importante buscar tratamientos adecuados para corregir esta condición y mejorar tu calidad de vida. En este artículo te contamos lo que necesitas saber sobre esta condición.

 

¿Cómo saber si tienes la mandíbula torcida o desviada?

Identificar si tienes la mandíbula desviada puede requerir la evaluación de un especialista en salud dental o maxilofacial. Sin embargo, hay algunos signos y síntomas que podrían indicar la presencia de esta condición. 

 

  • Asimetría facial: Observa tu rostro en el espejo y fíjate si hay una apariencia asimétrica. Por ejemplo, si una parte de tu mandíbula parece más prominente o desplazada en comparación con la otra.

 

  • Desalineación dental: Si tus dientes superiores e inferiores no encajan correctamente o si tienes una mordida cruzada o abierta, esto podría ser un indicio de una mandíbula desviada.

 

  • Dolor o incomodidad: Experimentar dolor en la mandíbula, el rostro, el cuello o incluso dolores de cabeza recurrentes podría estar relacionado con una desviación mandibular.

 

  • Dificultad para masticar o hablar: Si sientes dificultad o molestias al masticar los alimentos o al hablar, podría deberse a un desajuste en la posición de la mandíbula.

 

  • Chasquidos o ruidos en la mandíbula: Escuchar chasquidos, chasquidos o ruidos anormales al abrir o cerrar la boca puede ser un indicador de una mandíbula desviada.

 

Es importante tener en cuenta que estos signos y síntomas pueden variar en cada persona y no son definitivos para diagnosticar una mandíbula desviada. Si sospechas que puedes tener esta condición, te recomiendo buscar la opinión de un profesional de la salud dental para recibir un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado.

Causas de la mandíbula torcida o desviada

La mandíbula torcida puede tener diferentes causas. En algunos casos, puede ser hereditaria y estar relacionada con factores genéticos. Esto significa que si alguno de tus familiares tiene una mandíbula desviada, es posible que también puedas desarrollar esta condición.

Otra causa común de la mandíbula torcida es el desarrollo anormal del hueso mandibular durante la infancia o la adolescencia. Este crecimiento desigual puede llevar a una mala alineación de la mandíbula.

Además, las lesiones o traumatismos en la zona facial pueden causar una desviación de la mandíbula. Golpes fuertes o accidentes pueden afectar la posición de la mandíbula y generar una torsión.

Los malos hábitos de masticación también pueden contribuir a una mandíbula torcida. Masticar de un solo lado de la boca de manera habitual o tener una mordida incorrecta pueden ejercer presión desigual en la mandíbula y causar una desviación.

Diagnóstico de la mandíbula torcida o desviada

Para determinar si tienes una mandíbula torcida o desviada, es necesario realizar un diagnóstico preciso. El primer paso es hacer un examen clínico en el que el especialista evaluará los síntomas y realizará una exploración física de la mandíbula.

Además del examen clínico, se pueden requerir pruebas de diagnóstico complementarias. Las radiografías son especialmente útiles para obtener imágenes detalladas de la estructura ósea de la mandíbula. Otras pruebas, como tomografías computarizadas o resonancias magnéticas, pueden ser necesarias en casos más complejos.

Con estos datos, el especialista podrá determinar el grado de desviación de la mandíbula y planificar el tratamiento adecuado.

 

Tratamientos para la mandíbula torcida o desviada

Existen diferentes opciones de tratamiento disponibles para corregir la mandíbula torcida o desviada. El enfoque de tratamiento dependerá de la gravedad de la condición y las necesidades específicas de cada paciente. Aquí te presento algunas opciones comunes:

Ortodoncia

La ortodoncia es una de las opciones más utilizadas para corregir la mandíbula torcida. Mediante el uso de aparatos ortodónticos, como brackets o alineadores invisibles, se aplican fuerzas graduales para mover los dientes y alinear la mandíbula correctamente. Este tratamiento suele requerir tiempo y seguimiento regular con el ortodoncista.

Cirugía ortognática

En casos más graves de mandíbula torcida, puede ser necesario recurrir a la cirugía ortognática. Este procedimiento quirúrgico busca corregir la posición de la mandíbula y mejorar su alineación. La cirugía ortognática generalmente se realiza en combinación con el tratamiento de ortodoncia para lograr resultados óptimos.

Tratamientos complementarios

Además de los tratamientos mencionados, se pueden utilizar enfoques complementarios para mejorar la salud de la mandíbula. Esto puede incluir técnicas de relajación para reducir el estrés en la mandíbula, masajes terapéuticos, aplicación de calor o frío, y terapias de alivio del dolor.

¿Cómo saber si necesito una cirugía ortognática?

Determinar si necesitas una cirugía ortognática para corregir una mandíbula torcida o desviada requiere la evaluación de un profesional de la salud dental o maxilofacial. Sin embargo, hay algunos indicadores que podrían sugerir la necesidad de este tipo de intervención. A continuación, te presentamos algunas señales comunes:

 

  • Mordida desigual o problemas de alineación dental: Si tus dientes superiores e inferiores no encajan correctamente, como tener una mordida cruzada, abierta o protruida, puede indicar la necesidad de una cirugía ortognática.

 

  • Problemas funcionales graves: Si tienes dificultades significativas para masticar, hablar o respirar debido a la posición de tu mandíbula, es posible que requieras una cirugía para corregir la alineación y mejorar la funcionalidad.

 

  • Asimetría facial pronunciada: Si hay una asimetría facial notable debido a la desviación de la mandíbula, es probable que se necesite una cirugía para corregir la posición y restablecer la armonía facial.

 

  • Problemas respiratorios o apnea del sueño: Si la desviación de la mandíbula afecta la vía respiratoria y causa problemas respiratorios, como ronquidos o apnea del sueño, es posible que se requiera una cirugía para mejorar la función respiratoria.

 

  • Falta de respuesta a otros tratamientos: Si has probado otras opciones de tratamiento, como ortodoncia, terapia física o ejercicios mandibulares, y no has obtenido resultados satisfactorios, es posible que la cirugía ortognática sea la mejor alternativa.

 

Recuerda que solo un especialista en salud dental o maxilofacial podrá evaluar tu caso de manera adecuada y determinar si necesitas una cirugía ortognática. Te recomendamos buscar una consulta profesional en nuestra clínica dental para recibir un diagnóstico preciso y una recomendación personalizada basada en tu situación específica.

 

Recupera la armonía de tu sonrisa en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui

No pospongas más el cuidado de tu mandíbula y tu sonrisa. ¡Contacta con nosotros hoy mismo y reserva tu consulta en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui! Nuestro equipo estará encantado de recibirte, evaluar tu situación y brindarte las soluciones de vanguardia que necesitas para una mandíbula alineada y una sonrisa radiante.

¡Recupera la confianza en tu sonrisa con la Clínica Dental Ruiz de Gopegui! ¡Te esperamos con los brazos abiertos!

 

💬 ¿En qué podemos ayudarte?