Absceso Periapical
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Absceso periapical

Uno de los dolores más intensos en la dentadura es el absceso periapical. Esta pequeña protuberancia se da en la punta de la raíz y dentro del hueso, debido a una lesión cariosa, un traumatismo en la pieza afectada o, incluso, una patología gingival.

El absceso periapical se manifiesta a través de una acumulación de pus en la pieza o a su alrededor, ocasionando la salida de un exudado purulento por vía alveolar que se detecta mediante la palpación o la sensación de fluctuación.

En ocasiones, la pieza afectada puede salvarse tras una endodoncia o método radicular, pero, en otros casos no tan favorables, la única solución posible es la extracción.

¿Quieres saber más acerca del absceso periapical? ¡Sigue leyendo!

¿Qué síntomas producen los abscesos periapicales?

Entre los síntomas de absceso periapical más frecuentes, destacamos los siguientes:

  • Dolencia palpitante, especialmente al masticar.
  • Encías enrojecidas e hinchadas.
  • Sabor salado y desagradable.
  • Hinchazón mandibular y/o facial.
  • Protuberancias rojas e hinchadas que tienden a sangrar o supurar.
  • Piezas dentales sensibles ante temperaturas frías y calientes o que duelen al tacto.

¿Cuáles son los indicios del absceso periapical?

Esta afección se desarrolla cuando los agentes nocivos logran irrumpir en la parte más penetrante de las piezas dentales, la que está relacionada con los nervios, vasos sanguíneos y tejidos conectivos. No obstante, existen otros indicios como:

–       Patologías gingivales

La presencia de bolsas con cálculo, sarro o microorganismos produce un exudado inflamatorio en su interior, cuyo orificio de drenaje se ocluye; la formación de pus o productos tóxicos generados por dichos agentes nocivos no tienen por donde salir, originando el absceso periapical.

–       Fisuras o traumatismos

El bruxismo, los traumatismos en estados severos o graves e, incluso, las fisuras tienden a generar grietas en las raíces de los dientes por donde penetran los microorganismos, dando lugar a dicha afección.

–       Empaquetamiento de comida

Al evidenciarse la inflamación gingival, la encía se despega de la pieza dental afectada, permitiendo el acceso y acumulación de comida o de pequeños trozos de alimentos. Si estos no son erradicados a tiempo y adecuadamente, pueden ocasionar esta protuberancia.

–       Erupciones dentales

Cuando los terceros molares comienzan a erupcionar, puede ocurrir que la comida quede incrustada debajo de la encía, desencadenando hinchazón, secreción e, incluso, abscesos.

¿Cómo se tratan los abscesos periapicales?

Para tratar y hasta erradicar completamente esta afección, el odontólogo puede recurrir a diferentes técnicas. Algunas de ellas son:

–       Incisión y drenaje

Se realiza un corte pequeño en la zona afectada, con el fin de que pueda drenar todo el pus. Después, se higieniza la zona afectada con solución salina y, para finalizar este tratamiento, se coloca un pequeño drenaje de goma para mantener abierta el área y drenar mientras la hinchazón disminuye.

–       Canal radicular

En primer lugar, se perfora el diente, se erradica el tejido afectado y se drena el absceso. Posteriormente, se llena y sella la cámara de la pulpa y el canal radicular del diente.

El diente suele cubrirse con una corona para mayor fortaleza, principalmente cuando la pieza afectada es una muela, lo cual ayuda a eliminar la infección y hasta a salvar la pieza dental afectada.

Cabe destacar que si se cuida el diente arreglado de manera adecuada con el paso del tiempo, este puede durar toda la vida.

–       Extracciones

Si la pieza afectada se encuentra en un estado desfavorable y no se puede salvar con ningún otro tratamiento, la única solución para eliminar la molestia será extraer la pieza dental y drenar la protuberancia hasta acabar con la infección.

–       Prescribir antibióticos o antiinflamatorios

Cuando la infección se queda en una misma zona, puede no requerir antibióticos. Sin embargo, si la infección se ha propagado a las piezas dentales subyacentes, adyacentes o, incluso, a la mandíbula u otras áreas, es probable necesitar antibióticos para detener la propagación.

–       Cirugía periodontal

Cuando existen muchas pérdidas de hueso y las raíces están muy afectadas, es necesario realizar esta intervención para cerciorarse de que se han eliminado todas las bacterias que hay alrededor de las raíces.

¿Cómo se diagnostican los abscesos periapicales?

Además de examinar la pieza dental afectada y el área alrededor de esta, el dentista a cargo del caso puede hacer lo siguiente:

  • Dar pequeños golpecitos en los dientes: cuando una pieza dental sufre estas protuberancias en sus raíces, suele ser más sensible al tacto y a la presión.
  • Solicitar una radiografía: estas pruebas odontológicas sirven para detectar cualquier anomalía cerca de la pieza dental afectada. También se utiliza para determinar si la infección se ha extendido y ha causado abscesos en otras áreas.
  • Solicitar una tomografía computarizada: este proceso se emite principalmente para determinar el estado de gravedad de la persona, especialmente cuando la afección se ha logrado extender fuera de la zona bucodental.

Recomendaciones para prevenir las protuberancias periapicales

Para prevenir el absceso periapical, se recomienda:

  • Trata a tiempo las lesiones cariosas.
  • Hidrátate con agua y fluoruro.
  • Mantén un cepillado exhaustivo de, aproximadamente, tres o cuatro minutos y repite este proceso de dos a tres veces al día o tras las comidas.
  • Complementa el cepillado diario con ayuda de utensilios odontológicos, como hilos, irrigadores dentales, enjuagues, etc.
  • Adquiere otro cepillo transcurridos de dos a tres meses de uso o una vez que las cerdas dentales se deshilachen.
  • Establece un plan alimenticio saludable y evita comer productos azucarados o refrigerios entre comidas.
  • Acude sin falta a las revisiones y consultas programadas por el dentista.
  • Utiliza pequeñas compresas de hielo envueltas en una toalla contra la mejilla para reducir la dolencia y la hinchazón, si la hubiese.

Ponle solución a los abscesos periapicales en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui

En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui contamos con instalaciones equipadas con la última generación en material clínico dental.

Además, nuestro equipo especializado en las diferentes ramas odontológicas, están en constante formación en las técnicas más vanguardistas para tratar de forma rápida y efectiva cualquier patología bucodental que estés padeciendo, como el absceso periapical.

Solicita tu primera visita gratuita y conócenos. Te esperamos en la Clínica Dental de Madrid.

💬 ¿En qué podemos ayudarte?