Frenillo Corto: Causas Y Tratamiento - Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Frenillo corto: causas y tratamiento

El frenillo corto es una de las disfunciones linguales que se pueden producir en la infancia. Se trata de una afección de origen congénito, que podría tener serias consecuencias en el habla, la deglución y la masticación. Este tipo de afecciones se detectan de manera temprana, cuando el niño es muy pequeño. Por lo tanto, podemos tratar la anomalía de la lengua rápidamente, evitando que la calidad de vida del niño se vea mermada.

En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui te recomendamos visitar al odontopediatra con tus hijos cuando son muy pequeños. En estas visitas tempranas podemos detectar alteraciones, como el frenillo corto, y así evitar complicaciones bucodentales en el futuro.

¿Qué es el frenillo lingual?

Establecer dónde se encuentra tu frenillo lingual es realmente fácil. Se trata de un ligamento que conecta a la lengua con el paladar inferior, conocido como suelo de la boca. Esta membrana se forma a lo largo del periodo gestacional. Los niños terminan de desarrollar el frenillo lingual a lo largo de sus primeros meses de vida.

Por norma general, cuando los bebes nacen tienen este frenillo excesivamente corto, pero su desarrollo es rápido, llegando a alcanzar las dimensiones óptimas para optimizar la calidad de vida del recién nacido. En los casos en los que el frenillo no se desarrolla correctamente se produce lo que conocemos como anquiloglosia lingual, es decir, el frenillo corto.

Tener el frenillo lingual corto supone una serie de inconvenientes. Afecta al habla, la lactancia materna, la masticación y la deglución. Pero, también interfiere en la correcta formación del paladar inferior, pudiendo afectar seriamente a la anatomía de la mandíbula. Esto conlleva posibles problemas de maloclusión infantil.

Síntomas del frenillo corto

  • Dificultad del recién nacido para succionar durante la lactancia materna.
  • Paladar estrecho, que puede generar problemas de oclusión. En estos casos, los dientes suelen erupcionar desalineados.
  • Anomalías mandibulares y defectos maxilofaciales.
  • Complicación para pronunciar adecuadamente algunos fonemas, debido a que el frenillo no alberga buena movilidad.
  • La formación de diastemas en la arcada inferior es uno de los síntomas de esta afección oral.

Consecuencias del frenillo corto

Cuando nos enfrentamos a un frenillo lingual corto nos damos cuenta de que la lengua está realmente limitada. La anquiloglosia lingual conlleva una serie de consecuencias que hay que tener muy en cuenta para planificar un tratamiento temprano y mejorar la calidad de vida infantil, en la medida de los posible.

Alimentación infantil deficitaria

En los primeros mese de vida, el frenillo corto afecta seriamente a los niños. Los bebés se sienten incapaces de succionar durante la lactancia materna, ya que su lengua no es capaz de hacer este esfuerzo. Esto, además, desemboca en problemas para la madre, debido a que su capacidad para generar leche materna va disminuyendo.

Cuando el frenillo corto no se ha corregido durante la infancia los problemas de alimentación también son frecuentes. Esto sucede porque la complicación al tragar es notable. Y la masticación no es sencilla.

Problemas en la pronunciación

Otra de las consecuencias de tener el frenillo lingual corto es la complicación en la pronunciación de algunos fonemas. Haz la prueba y verás como para pronunciar algunas letras tu lengua debe de tocar el paladar superior. Si tienes anquiloglosia lingual, ese contacto es imposible. Por ello, te costará pronunciar letras como: R, S, D y T.

Defectos de origen maxilofacial

El paladar de los niños al nacer es muy estrecho y la lengua colabora activamente en su ensanchamiento a través de los movimientos linguales que se llevan a cabo desde el nacimiento. Cuando el bebé tiene el frenillo corto, esos movimientos no son suficientes para ensanchar el paladar, generando defectos a nivel maxilofaciales. Esto está relacionado con los problemas de mordida.

Tratamiento para el frenillo corto

Corregir la anquiloglosia lingual es posible, pero su tratamiento siempre va a depender del grado de gravedad de la afección. De hecho, en algunos casos bastará con un tratamiento en el logopeda y la realización de ciertos ejercicios bucales. Sin embargo, existen casos más complejos, en los que la intervención del cirujano maxilofacial es esencial.

La frenectomía o cirugía de frenillos es una intervención mínimamente invasiva, que llevamos a cabo cuando el niño es pequeño y nos permite corregir la anomalía lingual con éxito. Esta cirugía se desarrolla de manera rápida y segura, bajo los efectos de la anestesia local y su postoperatorio es rapidísimo.

Si el caso de frenillo corto es severo será interesante combinar el tratamiento quirúrgico con el abordaje terapéutico en el logopeda.

Pide cita en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui si detectas el frenillo corto en tus hijos. Ante cualquiera de los síntomas que te hemos contado es importante que acudas a un especialista de inmediato. En nuestra clínica dental en Madrid ponemos a tu disposición un completo equipo de odontopediatría, altamente cualificado y con experiencia más que suficiente en defectos bucales en niños. La primera visita al odontopediatra es gratis en nuestro gabinete dental.

Monitor OK