Retrognatia Mandibular En Bebés: Mandíbula Retraída
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Retrognatia mandibular en bebés: mandíbula retraída

La retrognatia mandibular es un defecto de mordida provocado por un problema óseo. Se identifica cuando la mandíbula se queda retrasada con respecto al maxilar superior. Este hecho es especialmente habitual en bebés y, generalmente, se corrige solo durante los tres primeros meses de vida. Sin embargo, conviene acudir al odontopediatra para realizar un seguimiento del crecimiento de la mandíbula y asegurar que se desarrolla de manera adecuada.

Qué es la retrognatia mandibular 

Ocurre cuando el hueso de la mandíbula no se desarrolla correctamente, frenando su crecimiento de manera considerable. Esto provoca que la mandíbula quede muy por detrás del maxilar superior. En algunos casos, el problema es tan obvio que se genera una estética muy peculiar.

Cuando se produce la retrognatia, la mandíbula se queda por detrás del maxilar, impidiendo que los dientes contacten correctamente. En casos graves será muy fácil ver como los dientes de la arcada superior cubren completamente a los dientes de la arcada inferior.

Cabe destacar que este defecto con origen óseo afecta también a las piezas dentales. 

Quienes padecen retrognatia mandibular son mucho más propensos a padecer trastornos de ATM (articulación temporomandibular). Por ello, el bruxismo es una de las consecuencias más prevalentes de este tipo de problemas de mordida.

Por otra parte, la retracción de la mandíbula podría provocar una obstrucción de las vías respiratorias, haciendo que la apnea del sueño se convierta en un problema serio. 

También es frecuente que la retrognatia mandibular afecte al habla y genere ciertos problemas al tragar con normalidad. La disfagia podría convertirse en una consecuencia seria de este defecto.

Tipos de retrognatia 

Existen tres tipos de alteraciones de la mandíbula retraída 

Prognatismo en el maxilar superior 

En estos casos, el desarrollo del maxilar es excesivo, lo que provoca un efecto antiestético de retrognatsmo mandibular.

Retrognatia mandibular 

Cuando la mandíbula no ha terminado de desarrollarse con éxito y se ha quedado por detrás del maxilar superior. 

Mixto 

En ocasiones se puede dar un problema mixto, en el que se combinan los dos supuestos. 

Cuáles son las causas de la retrognatia mandibular 

En este caso, la genética es la encargada de determinar, en gran medida, las características faciales, lo que supone que en la mayoría de los casos la causa de la retrognatia es la herencia genética. 

Otros factores que pueden influir en la aparición de esta patología son: el uso excesivo del chupete, el hábito de chuparse el dedo o problemas de malformaciones dentales

Retrognatia mandibular en bebés

La retrognatia mandibular en bebés se presenta de la misma manera, pero cuando se identifica en edades tan tempranas conviene prestar especial atención a su desarrollo y asegurarse de que el problema no esté afectando a la lactancia

Es importante destacar que la mayoría de los recién nacidos presentan cierta retrognatia, ya que facilita la salida por el canal del parto, así como la lactancia materna. En la mayoría de los casos esta leve retrognatia se corrige conforme avanza el desarrollo del bebé. 

Sin embargo, cuando la retrognatia es más acusada, puede acarrear problemas con la lactancia asociados a la anquiloglosia o el frenillo corto del bebé. Si la retrognatia del bebé es más acusada de lo habitual y no se corrige por sí misma, sería conveniente acudir a un odontopediatra que diseñase un tratamiento especializado, ya que cuanto antes se actúe, más sencillo será el tratamiento. 

¿Cómo saber si mi hijo tiene retrognatia?

Como se ha comentado con anterioridad, el principal síntoma de retrognatia es que la mandíbula inferior queda muy por detrás del maxilar superior. Esto provocará que al mamar, se pince el pezón, impidiendo que se extraiga suficiente cantidad de leche materna como para alimentar correctamente al bebé. 

En cualquier caso, si existe la sospecha de que el bebé pudiera padecer retrognatia, recomendamos acudir a una revisión odontopediátrica que confirme o descarte la sospecha. 

Retrognatia mandibular del bebé y lactancia 

Cuando la retrognatia es acusada, puede interferir con la lactancia provocando dolor a la madre, así como grietas en el pezón debidas al agarre incorrecto del bebé. 

El hecho de que el bebé no pueda extraer leche de forma correcta y eficaz, puede suponer que trague aire, provocando más gases, y que no pueda alimentarse correctamente, lo que puede afectar a la salud general del bebé.

Tratamiento para la retrognatia en Ruiz de Gopegui 

Antes de diseñar un tratamiento para solventar la retrognatia es importante que nuestros odontólogos revisen bien la situación y analicen las causas que han permitido que se produzca el defecto de mordida.

Dependiendo del origen del problema, del grado de afectación y del tipo de retrognatia mandibular, diseñaremos un abordaje u otro. Cabe destacar que siempre se llevará a cabo un tratamiento personalizado, diseñado a medida para cada paciente.

Por norma general, la cirugía ortognática el tratamiento más habitual para tratar la retrognatia mandibular. En función del tipo de retrognatia del que se trate planificaremos un abordaje monomandibular o bimaxilar. En el primer caso, la intervención quirúrgica se desarrolla únicamente en la mandíbula. En el segundo caso, también se planifica una intervención en el maxilar.

El objetivo de la cirugía bucal es corregir el defecto esquelético. Pero el tratamiento no habrá terminado hasta haber logrado una estética dental y armonía facial completa. Lo más frecuente es que los abordajes de cirugía ortognática vayan acompañados por un tratamiento de ortodoncia.

En nuestra clínica dental en Madrid contamos con ortodoncistas especializados en maloclusiones y defectos de mordida. Este tipo de problemas suelen generar defectos en la alineación dental, como apiñamientos severos. En este sentido, el tratamiento de ortodoncia se empleará para alinear las piezas dentales tras la intervención quirúrgica. 

Si crees que tu hijo puede padecer retrognatia mandibular pide tu primera cita gratuita en Ruiz de Gopegui, nuestro personal cualificado hará una valoración de la situación y diseñará un plan de tratamiento para el caso concreto. Solucionaremos la retrognatia mandibular y devolveremos a la boca su funcionalidad y estética

💬 ¿En qué podemos ayudarte?