Causas De La Deglución Atípica - Clínica Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Causas de la deglución atípica

La forma de tragar los alimentos puede advertirnos de que algo no está funcionando correctamente a nivel bucodental. En la Clínica Dental Ruiz de Gopegui te vamos a dar las claves sobre la deglución atípica. Esto sucede cuando alguno de los intervinientes en la deglución (paladar, encías, lengua, dientes y mandíbula) realiza movimientos incorrectos al tragar.

Una de las consecuencias más notable que se puede producir por la deglución atípica es la aparición de algunos tipos de maloclusiones bucales. Por ello, es fundamental que visites la clínica dental ante cualquier problema al tragar. Ten en cuenta que la deglución no es igual en la etapa infantil que durante la edad adulta.

Así es la deglución normal

Antes de explicarte qué es la deglución atípica es muy importante que comprendas cuál es la forma correcta de tragar los alimentos y qué órganos intervienen en este proceso.

Entendemos por deglución en proceso por el que el bolo alimenticio pasa de la boca a la faringe y luego al esófago. Si este tránsito no se lleva a cabo correctamente, podría existir una anomalía que se debe de controlar. Eso sí, no confundas este problema con la disfagia, ya que son afecciones originadas por causas muy distintas. En el caso de la disfagia, el origen suele ser neurológico.

3 fases al tragar

Una deglución normal debe de pasar por tres fases completas:

  • Oral: al comer, nuestros dientes llevan a cabo la trituración de los alimentos, con el fin de crear el famoso bolo alimenticio. Después la lengua se mueve de manera coordinada para que ese bolo viaje hasta la faringe. Después de la masticación, los alimentos pasan entre la lengua y el paladar para seguir su camino.
  • Faríngea: es la segunda fase de la deglución. La primera fase se lleva a cabo de manera controlada, pero en este caso el proceso se convierte en involuntario. El bolo pasa a lo largo de la faringe hasta llegar al esfínter esofágico superior.
  • Esofágica: la última fase es la que transporta al bolo alimenticio hasta el estómago.

Desarrollo de la deglución

La forma de tragar los alimentos sufre un cambio durante el desarrollo. Esto significa que no deglutimos igual durante la infancia que en la madurez.

Los bebés aprenden a colocar la lengua correctamente para conseguir succionar con éxito. En el momento en el que se incluyen comidas sólidas la cosa cambia, ya que la posición lingual debe de alterarse, utilizando al paladar en el proceso.

Si este cambio en la posición de las estructuras bucodentales al tragar no sucede, estaremos ante un caso de deglución atípica. Además de relacionarse con complicaciones en la pronunciación de algunos fonemas, la mordida abierta puede ser una de las consecuencias de este tipo de anomalías.

Síntomas de la deglución atípica

  • No existe contacto entre ambas arcadas dentales.
  • La lengua suele colocarse entre los dientes, en lugar de en el paladar,
  • Es difícil que los labios puedan permanecer sellados con normalidad.
  • Respiración bucal en gran parte de los casos.
  • Complicación en la fase de masticación. Esto hace que quienes sufren este problema al tragar echen la cabeza hacia atrás para favorecer la deglución inicial.
  • Pérdida de masa muscular en la zona de las mejillas.

Causas de la deglución atípica

Pese a que esta alteración está relacionada con el desarrollo de las estructuras de la boca, en muchos casos influyen los hábitos dentales poco saludables:

  • Chuparse el dedo pulgar en los bebés.
  • Uso indiscriminado del biberón o el chupete, sobre todo, en niños de más de 18 meses de vida.
  • Malformación en los huesos de los maxilares.
  • Anquiloglosia o complicación para mover la lengua con normalidad.
  • Frenillo lingual corto.
  • Macroglosia o mayor tamaño de la lengua.
  • Mayor prevalencia de amigdalitis.

Principales consecuencias de la deglución atípica

  • Complicación de la digestión normal.
  • Mordida abierta. Esta maloclusión puede formarse debido a la mala colocación de la lengua entre los dientes de ambas arcadas.
  • Protrusión dental.
  • Formación de diastemas o separación interdental.
  • Complicación a la hora de pronunciar algunos fonemas.

Tratamiento para las anomalías al tragar

La colaboración entre el logopeda y el ortodoncista pediátrico es fundamental para tratar este tipo de problemas de deglución atípica. Recuerda, también, que es muy importante que tus hijos hayan visitado al odontopediatra desde que son muy pequeños. De esta manera, nuestro equipo médico contará con una amplia historia clínica dental del paciente.

Ortodoncia

Tras haber realizado un completo diagnóstico de la afección, determinando qué debemos de corregir y con qué prioridad, es el momento de dotar de funcionalidad a la cavidad bucodental. La función de la ortodoncia infantil es corregir la maloclusión con éxito. Si esto se realiza mediante la ortodoncia interceptiva, el resultado será rápido y el tratamiento mínimamente invasivo.

Logopeda

Junto al ortodoncista, el logopeda es otra figura clave en el tratamiento de la deglución atípica. Mediante la planificación de ejercicios coordinados, es posible interferir en el problema de deglución, corrigiéndolo con éxito.

La misión de la terapia es optimizar la forma de tragar del niño. Además, el logopeda planificará tratamientos de calidad para mejorar la fonación.

Pide cita en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui si sospechas que tus hijos padecen deglución atípica. En nuestra clínica dental en Madrid nos comprometemos a mejorar la calidad de vida y la salud oral de todos nuestros pacientes. La primera visita al odontopediatra es gratis.