915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Tonsilolitos o cálculos amigdalinos: principales causas

Desde la Clínica Dental Ruiz de Gopegui queremos asegurarnos de que tu salud oral es perfecta. Por ello, siempre planificamos tratamientos dentales preventivos, enfocados a conservar tus dientes naturales en perfecto estado. Gracias a la odontología conservadora nos es más fácil diseñar abordajes preventivos y de calidad. Hoy te vamos a hablar de los tonsilolitos. Quizás esta palabra no te resulte en absoluto común, pero su presencia podría ser causa del mal aliento.

Se trata de una afección poco habitual, pero en algunos casos graves puede desencadenar serias molestias en la garganta. Con el fin de que entiendas perfectamente qué son los tonsilolitos y cuáles son sus causas, es importante que comprendas el funcionamiento de tu garganta.

Las amígdalas están ubicadas en la zona más interna de la garganta. Todos tenemos dos, una cada lado. Su función es protectora, ya que pertenecen al sistema linfático, que se ocupa de ejercer protección al organismo, evitando las infecciones víricas, fúngicas o bacterianas. Por lo tanto, unas amígdalas saludables son importantes para que se minimice el riesgo de infección.

¿Qué son los tonsilolitos?

Los tonsilolitos son calcificaciones que se forman en las amígdalas, generalmente a consecuencia de microorganismos bacterianos. Ten en cuenta que las amígdalas hacen una función de filtrado en la garganta, con el propósito de evitar que los gérmenes puedan acceder al organismo a través de la boca. En algunos casos, esos microorganismos se quedan pegados a las amígdalas, generando una calcificación. A la vista, los tonsilolitos parecen piedras, que varían su aspecto entre blanquecino y amarillento.

No confundas amigdalitis con tonsilolitos, ya que se trata de cosas completamente distintas. La amigdalitis es una afección bastante común, que sucede a consecuencia de la inflamación de la zona. Por su parte, los tonsilolitos es un problema poco común, en el que aparecen calcificaciones en las amígdalas.

Algo muy importante es tener claro que estos cálculos amigdalinos, normalmente, no suponen ningún tipo de riesgo para la salud. No obstante, en casos graves sí que podrían desencadenar algunas molestias notables. Además, es probable que su formación sea la causa de la halitosis o mal aliento. Por ello, es importante que visites la clínica dental ante cualquier sospecha de problemas en la boca.

Estas calcificaciones pueden formarse debido a la comida que se queda alojada en la zona de las amígdalas. La comida va acompañada de bacterias en la boca, que pueden colonizar cualquier zona.

Principales causas de los tonsilolitos

Pese a que no se trata de una afección muy prevalente es importante que conozcas las causas más importantes de los tonsilolitos. Su formación puede deberse a diferentes cuestiones:

  • Incorrecta higiene bucodental: gran parte de las enfermedades orales responden a un déficit en la higiene bucodental. Para tener una sonrisa perfecta e impecable debes lavarte los dientes entre dos y tres veces al día. Una buena idea es hacerlo media hora después de las principales comidas. Presta mayor atención a la higiene dental Utiliza herramientas de limpieza interdental, como el irrigador bucal o la seda dental. finaliza tu rutina de limpieza de dientes con un buen colutorio protector y antiséptico.
  • Presencia de bacterias orales: las bacterias son comunes en la boca. Normalmente no suponen un problema, si se eliminan mediante la higiene bucal. En el caso de que esto no suceda, podrán proliferar y ocasionar problemas de diversa magnitud, como los cálculos amigdalinos o tonsilolitos. Además, también son responsables de infecciones en la boca serias, como la periodontitis o piorrea.
  • Fumar es una de las posibles causas de la formación de estas calcificaciones.
  • Secreción de mucosidad extrema.
  • Complicaciones en la producción de saliva.
  • Pérdida de leucocitos.

Síntomas de los cálculos amigdalinos

En muchos casos los tonsilolitos son asintomáticos, pero a veces es posible que padezcas alguno de los síntomas siguientes:

  • El mal aliento o halitosis es uno de los síntomas más claros de los cálculos en las amígdalas. Los restos de comida que se quedan alojados en esta zona provocan ese mal olor de boca.
  • Molestias a la hora de tragar.
  • Aparición de calcificaciones blancas, en forma de piedras, en las amígdalas.
  • Molestias en la garganta.
  • Sensación de cuerpo extraño al deglutir.
  • Molestias en el oído.
  • Infecciones orales de origen bacteriano.
  • Amigdalitis o inflamación de las amígdalas.

Tratamientos para los tonsilolitos

La tonsilolitis es la afección provocada por estos cálculos amigdalinos. Planificar un tratamiento de calidad es clave si queremos eliminar el problema con seguridad. Para ello, es importante determinar cuál es el origen de la afección. Algo que no debes olvidar es que quienes suelen sufrir amigdalitis son un grupo de riesgo para este tipo de enfermedades. Por lo tanto, debes seguir buenos hábitos preventivos:

  • Sigue una dieta saludable.
  • Visita al dentista periódicamente.
  • Acude al médico si sospechas de la presencia de infecciones.
  • Optimiza tu higiene bucodental.

El dentista puede pautar un tratamiento de antibióticos si los tonsilolitos van a acompañados de una infección bucal. La extirpación de las amígdalas solo se realiza cuando es estrictamente necesario. Como remedio casero, los enjuagues con agua templada y sal son eficaces para limitar las molestias y evitar el dolor ocasionado por las piedras en las amígdalas.

Si padeces mal aliento o sufres molestias en tu garganta pide cita en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui. Nuestro equipo médico te ayudará a acabar con los tonsilolitos con éxito y con todas las garantías. La primera visita es gratis en nuestro centro odontológico.

Clínica Ruiz de Gopegui
Doctores Ruiz de Gopegui
Monitor OK