Mal Sabor De Boca: Causas Y Soluciones - Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Mal sabor de boca: causas y soluciones

El mal sabor de boca es un problema que afecta a gran parte de la población, sobre todo cuando se trata de algo puntual. Puede deberse a causas orales o extraorales. Es muy probable que hayas notado las consecuencias de esto al despertarte. Desde la Clínica Dental Ruiz de Gopegui vamos a explicarte a qué se debe notar un sabor desagradable en la boca y cómo lo puedes evitar.

Es importante que diferenciemos entre causas orales y extraorales, ya que suponen muchas diferencias. Si el mal sabor de boca es pasajero, lo más habitual es que se haya producido directamente en el interior de la cavidad bucodental. No debe de preocuparte en absoluto. Sin embargo, cuando este problema se vuelve recurrente es probable que su origen esté fuera de la boca. Encontrar una solución permanente ante la afección es fundamental para que tengas una sonrisa saludable.

Causas del mal sabor de boca

Si quieres saber por qué tienes mal sabor de boca, debes de prestar atención a tus hábitos diarios. El sabor desagradable en la boca al despertar desaparece tras el cepillado dental, de ahí que no se trate de una cuestión preocupante. Sin embargo, hay personas que refieren un sabor metálico o amargo en la boca de forma continua. En estos casos, visitar la clínica dental para determinar el porqué de esta situación es clave.

1. Déficit de higiene bucodental

Una de las causas más extendidas del mal sabor de boca es la carencia de higiene oral. Las bacterias de la boca se convierten en sarro si no se eliminan debidamente. Estas bacterias calcificadas desprenden mal olor, exactamente igual que los restos de comida que no eliminamos con las rutinas de limpieza bucal.

Además de lavarte los dientes a diario, es fundamental visitar al dentista para someterte a una limpieza dental profesional periódica. Con la tartrectomía podemos extraer de tus dientes y encías todas la placa bacteriana y el sarro dental, dejándote unos dientes limpios y fuertes.

De esta manera, también estarás previniendo la formación de caries en los dientes. Ten en cuenta que el sarro es un conductor para las caries y otras infecciones bacterianas, como las patologías periodontales (gingivitis y periodontitis).

Por lo tanto, seguir buenos hábitos de limpieza bucodental es clave para evitar el mal sabor de boca, entre otras cosas.

2. Sequedad bucal

El mal sabor de boca está estrechamente relacionado con la halitosis bucal o mal aliento. Por ello, las afecciones que favorecen la halitosis también pueden generar este sabor extraño en la boca. La xerostomía o sequedad bucal es una de ellas.

El problema del síndrome de la boca seca se explica a través de la saliva. Lo que sucede en quien padece esta patología es que no produce la suficiente cantidad de saliva para tener sus dientes y encías perfectamente protegidos. Esto hace que se pierda lo protección que la saliva genera en nuestras estructuras orales.

Por ello, si notas sequedad bucal de forma continuada es conveniente que acudas a la clínica odontológica cuanto antes. Un diagnóstico a tiempo nos permitirá solventar el problema con rapidez y evitando daños.

3. Malos hábitos alimentarios

Otra de las causas que se esconden detrás del mal sabor de boca son las carencias nutricionales. Si no sigues una dieta saludable, tu organismo se va a resentir. Es cierto que el consumo de algunos alimentos puede provocar un sabor desagradable en la boca de manera puntual. Pero, unos hábitos poco adecuados podrían dañar tu organismo, aumentando los problemas gástricos.

Algunas carencias vitamínicas y de minerales influyen negativamente en el aliento, generando halitosis.

4. Aftas bucales

Las llagas en la boca o aftas bucales son responsables también de algunos casos de mal sabor de boca. Las úlceras que se forman en las mucosas orales están originadas por diferentes motivos, que debemos de determinar para limitar su aparición.

5. Candidiasis oral

Patologías fúngicas, como la candidiasis oral, también provocan mal sabor de boca. Esta infección por hongos en la boca afecta en mayor medida a personas de avanzada edad y a bebés. Es frecuente que quien presenta candidiasis lo haga a consecuencia del uso de prótesis removibles, como las dentaduras postizas.

Venir a nuestra clínica dental en Madrid para que ajustemos tu prótesis es imprescindible si quieres tener una sonrisa perfecta y sana.

6. Cambios hormonales

Las mujeres sufren diferentes cambios hormonales a lo largo de su ciclo. Cuando la segregación de estrógenos es más alta, es posible que el mal sabor de boca sea notable. Durante el embarazo es frecuente que las mujeres noten sabores desagradables en la boca, asociados también a las nauseas y los vómitos matinales.

7. Problemas digestivos

Otro factor extraoral que genera mal sabor de boca es el padecimiento de algún problema digestivo. El reflujo gástrico o la acidez podrían desencadenar estas situaciones. Esto es frecuente en personas que no siguen dietas saludables o padecen sobrepeso.

8. Otras enfermedades

Es posible que el mal sabor de boca sea un signo de que existe alguna enfermedad que se deben de controlar. En este caso, visitar al médico o a al especialista es fundamental. Patologías como la gripe, el cáncer, la diabetes, problemas en el hígado o la sinusitis, tienen como síntoma el sabor desagradable en la boca.

¿Cómo eliminar el mal sabor de boca?

Antes de contarte cómo quitar el mal sabor de boca debes de tener claro que el diagnóstico es fundamental en estos casos. Debemos determinar el motivo por el que está ocurriendo esto, con el fin de ofrecerte un tratamiento de calidad, sobre todo, en casos en los que enfermedades orales o extraorales están detrás del problema.

En el caso del mal sabor de boca pasajero puedes seguir las siguientes pautas y consejos:

  • No pierdas de vista tu higiene bucodental. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día, siguiendo una buena técnica de cepillado. Incluye en tu rutina la higiene interdental, mediante herramientas como el irrigador bucal o la seda dental. Finaliza la limpieza bucal con un buen colutorio o enjuague oral.
  • La limpieza de la lengua y la cara interna de las mejillas es fundamental. Puedes usar un limpiador lingual o el mismo cepillo de dientes para hacerlo. Realiza barridos suaves en la lengua, de atrás hacia adelante.
  • Sigue buenos hábitos alimentarios. Llevar a cabo una dieta saludable, rica en frutas y verduras es un sinónimo de salud.
  • Visita al dentista periódicamente para que examine tu sonrisa y así evitar patologías orales más graves.

Pide cita en la Clínica Dental Ruiz de Gopegui si tienes mal sabor de boca. En la consulta estudiaremos las posibles causas del sabor extraño en tu boca, evitando también el mal aliento. La primera cita es gratis en nuestra clínica dental de Madrid.

Monitor OK