915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Recesión Gingival

Los profesionales de las clínicas dentales de Madrid solemos encontrarnos con pacientes que vienen con recesiones gingivales vestibulares, unos con enfermedad periodontal avanzada o piorrea y otros sin haber desarrollado la enfermedad y con una higiene dental muy aceptable. El motivo de la consulta tiene más que ver con un motivo estético y el número de tratamientos que se dan empieza a ser importante en este aspecto.

Qué es la recesión gingival

La recesión gingival es el desplazamiento de las encías por distintas causas y el resultado es que la superficie radicular queda expuesta arrastrando pérdida de inserción periodontal. El odontólogo es el que decide el tratamiento más adecuado enfocado hacia una mejora de la estética dental, mejorar la excesiva sensibilidad dental o paliar una caries o abrasión cervical. Sin embargo, sólo se considera un problema mucogingival cuando haya inflamación y cuando la recesión gingival se produce en áreas con poca encía adherida.

Recesión gingival: tratamiento

Es en este tipo de casos cuando es necesario usar técnicas quirúrgicas de regeneración ósea y cirugía plástica periodontal como pueden ser elevaciones de seno, injertos de hueso autólogo, injertos de hueso liofilizado, o injertos de tejido conectivo. Con este tipo de técnicas podremos comprobar de primera mano  los condicionantes que generaron la situación inicial del paciente y así poder llevar a cabo la reconstrucción tanto a nivel estético como funcional que requiere el paciente. Para ejecutar este tipo de intervenciones es necesario contar con los mejores profesionales cualificados y altamente especializados en la materia, que estén a la última en todos los avances médicos surgidos, así como en la utilización de los mejores biomateriales que puedan asegurar un resultado final satisfactorio en el tratamiento.

Para la regeneración ósea se suele utilizar el levantamiento del seno maxilar y también la aplicación de plasma rico en factores de crecimiento. De esta forma el hueso maxilar gana en calidad y cantidad para un rápido crecimiento. En cuanto a los injertos se pueden obtener del mismo hueso del paciente. Se puede utilizar para pequeños defectos y es la mejor opción para un resultado óptimo.

Otra manera de utilizar los injertos puede ser en forma de bloques, unos provenientes de la tibia, otros de la cresta ilíaca y otros del mentón, aunque hay que decir que hoy en día existen materiales sintéticos que imitan a la perfección el mineral del hueso como pueden ser el sílice y la hidroxiapatita y los xenogénicos, que son materiales que provienen de la extracción de minerales procesados del hueso equino o bovino.

Existen importantes innovaciones en el campo de la regeneración ósea, por ejemplo la regeneración ósea guiada, basada en la regeneración tisular guiada. La técnica está basada en el uso de una membrana para proteger el injerto óseo colocado y que está separado de la encía para evitar distintas presiones que pudieran desestabilizarlo.

Tipos de recesión gingival

La acumulación de placa bacteriana y los traumatismos son factores que inciden en las recesiones gingivales. En el caso de los pacientes jóvenes la recesión gingival tiene que ver con el cepillado dental y en los más maduros, precisamente esta causa es el origen de la enfermedad periodontal.

Existen muchas clases de recesiones gingivales dependiendo del tipo de retroceso. Si no llega hasta la línea mucogingival y no existe pérdida de hueso ni tejido blando interdental es un tipo. Otro tipo es cuando la recesión gingival sí llega hasta la línea mucogingival pero sigue sin haber pérdida ósea ni tejido blando interdental. El tratamiento cambia cuando se sobrepasa la línea mucogingival y el hueso está afectado. Cuando el caso permite un tratamiento de cirugía se puede aplicar por razones estéticas, por desacoples del margen gingival o pérdidas de inserción que pueden derivar en algo más serio como la pérdida de piezas dentales.

Causas de recesión gingival

Los principales factores que influyen en este tipo de afecciones pueden ser las restauraciones subgingivales, una deficiente higiene dental o movimientos ortodóncicos. Si se aplica un tratamiento ortodóncico, el diente debe ser movido exclusivamente dentro del hueso alveolar en bloque para que la recesión gingival no se produzca.

A lo largo de la historia los tratamientos dentales referentes a las recesiones gingivales con exposición de superficies radiculares se han tratado de formas muy diferentes. Si no existe tejido adyacente que puede servir para la intervención es recomendable proceder a un injerto autógeno libre de tejidos blandos.

El especialista debe tener en cuenta la presencia de bolsa periodontal y de defectos óseos en la zona receptora, así como los hábitos nocivos que pueda tener el paciente (tabaquismo, alcoholismo, etc), la presencia de un periodonto demasiado delgado o la alteración durante la cicatrización.

Existen diferentes técnicas desarrolladas para el tratamiento de recesiones gingivales que están asociadas a defectos estéticos y a la hipersensibilidad. En nuestra clínica dental de Retiro, nuestros especialistas en periodoncia aplicarán las últimas técnicas conocidas y las mejores innovaciones tecnológicas para personalizarlas en cada uno de nuestros pacientes y solventar su problema con la máxima rapidez y eficacia.

 

Clínica Ruiz de Gopegui
Doctores Ruiz de Gopegui

Nuestros dentistas en Madrid destacan por su elevada cualificación, la constante formación y la incorporación de las técnicas más innovadoras y punteras dentro del sector odontológico. No escatimamos en tecnología, ya que mediante estos avances podemos ofrecer tratamientos mucho más predecibles, exitosos y rápidos. Gracias a la aplicación tecnológica de nuestro centro odontológico podemos planificar procedimientos bucodentales de máxima calidad, reduciendo plazos, minimizando el número de visitas al dentista y abaratando el coste de los tratamientos dentales.