La Boca: Qué Funciones Cumple Y Cómo Se Distribuyen - Clínica Dental Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

La boca: qué funciones cumple y cómo se distribuyen

¿Sabías que tu boca es una de los componentes más importante de nuestro organismo? Debido a que se encuentra formada por diversas piezas que trabajan de forma coordinada desarrollando varias funciones que nos ayudan en la digestión, respiración, comunicación, el sentido del gusto e incluso nos ofrece protección ante cualquier amenaza. ¡Y eso no es todo! También nos hace lucir mejor porque una sonrisa sana dice mucho de una persona.

A su vez, la boca se divide en partes y cada una de estas partes cumplen un rol específico y puntual en nuestra salud. Esto es debido a que trabajan por nosotros ayudando a que el cuidado bucal alcance un valor más determinado y significativo.

¿Qué es la boca?

Antes de entrar en materia debemos saber cuál es el significado de la boca y sus diversas funciones. Podríamos decir que la boca es un conjunto de órganos y tejidos tanto blandos como duros que conforman lo que se conoce como cavidad oral. Explicado de otra manera, se conoce como la abertura corporal que da inicio al sistema digestivo, se localiza en la parte inferior de la cara y crea movimientos controlados de manera voluntaria a través de distintos músculos y articulaciones como las mandibulares. Estas articulaciones nos permiten realizar funciones como conversar, pronunciar, ingerir, sonreír, entre muchas cosas más.

Por medio de los movimientos mandibulares y la presión que ejercen las piezas dentales, nuestra boca procede al proceso de masticación, desempeñando así el inicio de la digestión. A su vez, en el interior de la boca se ubica la lengua y esta, por medio de las papilas gustativas nos proporciona el sentido del gusto o la sensación de sabor. Conjuntamente a eso, también concede el paso de la respiración en conjunto de la nariz, siendo necesario mediante la emisión de sonidos para la comunicación verbal.

¿Cuál es la ubicación de la boca?

La boca es una pieza importante del organismo como se ha mencionado al inicio y se encuentra ubicada en la cabeza. Forma parte del aparato estomatognático y es el punto donde da inicio la digestión. Además, está constituida por partes blandas como el suelo de la boca y por partes duras como las piezas dentales. Estos se encuentran situados en diversos huecos de los huesos maxilares o alvéolos, por medio del ligamento periodontal.

Por otro lado encontramos la encía, un tejido blando que cubre el cuello de las piezas dentales e intercepta el espacio periodontal que queda entre la raíz dentaria y la superficie alveolar.

¿Cuáles son las funciones de la boca?

Como se ha mencionado, la boca posee diversos elementos que desarrollan funciones esenciales para nuestra salud. Podemos  destacar algunas como: 

  • Masticación: la boca junto con las piezas dentales actúan en este proceso alimenticio. Entre sí se encargan de triturar, masticar y mezclar la comida consumida con la saliva.
  • Fonación: la boca actúa como mecanismo de resonancia y a su vez contiene elementos articuladores, emitiendo sonidos mediante el aparato respiratorio.
  • Estética y comunicación: la boca y los tejidos asociados a la musculatura facial nos permiten realizar muecas y gestos para transmitir emociones y estados de múltiples formas.

¿Cuáles son las partes que conforman la boca?

La cavidad bucal contiene diversas funciones fisiológicas como se ha mencionado anteriormente. Sin embargo, cada una de estas funciones provienen de diferentes partes de la boca. Aquí te explicamos cuáles son las distintas partes y qué estructuras la conforman:

  1. Los labios: se distribuyen en dos, uno superior e inferior, que dan ingreso al sistema digestivo y están formados por un tejido sensible de músculo. Ambos labios segregan suficientes glándulas productoras de sudor, de grasa, de melanina y células protectoras.
  2. Suelo de la boca: también conocido como piso de la boca. Está formada por tejido blando y su objetivo se basa en ofrecer soporte a la lengua.
  3. Paladar duro:  sería como el techo de la boca. Su objetivo principal es aislar la cavidad bucal de las fosas nasales.
  4. Paladar blando: conocido como velo del paladar. Se localiza en la parte trasera del paladar duro y está formado por un pliegue de membrana mucosa que envuelve a las distintas fibras musculares. Su objetivo principal es permitir la ingestión, el habla y evitar la entrada de aire durante la ingestión.
  5. Mejillas: serían las paredes laterales de la boca. Están formadas por tejido epitelial, blando, muscular y mucoso. Su función principal se basa en asegurar que las piezas dentales y las encías se posicionan correctamente y a su vez, permiten que el bolo alimenticio se mantenga en circulación durante la masticación.
  6. Lengua: es un órgano sensorial ubicado en la boca. Su objetivo esencial se basa en alojar las papilas gustativas y ayudar al movimiento del bolo alimenticio. Además de determinar la temperatura de los alimentos consumidos, el habla o la masticación, entre otras muchas más.
  7. Piezas dentales: se considera el tejido más fuerte del cuerpo humano. Conforman 32 piezas dentales al llegar a adultos, pero solo 20 cuando somos niños y cada uno de ellos posee propiedades fisiológicas y funcionales diferentes. Los incisivos cortan los alimentos, los caninos desgarran y los premolares y molares trituran. Su función principal se basa en permitir la masticación, pero también forman parte de la comunicación verbal por medio de la generación de sonidos. Las piezas dentales están formados por:
    • Esmalte dental: un tejido formado por hidroxiapatita que se ubica en la parte más externa de la pieza dental.
    • Dentina: es un tejido intermedio, mineralizado y duro. Es quién aporta la mayor parte del volumen del órgano dentario.
    • Pulpa dentaria: tejido conectivo laxo que se encuentra rodeado por la dentina.
    • Periodonto: el tejido que envuelve a las piezas dentales. Provee el soporte necesario para que se logre producir la masticación de los alimentos.
  8. Encías: forma parte de un tejido conectivo que cubre las piezas dentales. Naturalmente conserva un aspecto rosado y firme. Sirve para conservar las piezas dentales en su lugar.
  9. Hueso alveolar: es aquel que mantiene los alvéolos dentales. Por lo tanto, su función es la de sostener las piezas dentales.
  10. Úvula o campanilla: es un diminuto músculo que cuelga del borde inferior del paladar blando. Sus principales funciones se basan en ayudar a pronunciar los sonidos correspondientes para conversar, la de ejercer como muro contra gérmenes que pretendan traspasar la boca y la de impedir que los alimentos o líquidos lleguen a la nariz cuando vomitamos.
  11. Amígdala: forma parte de un conjunto de tejido linfático situado a los lados de la garganta. Se encarga de estimular la producción de células inmunes para hacer frente a cualquier infección. Sin embargo, son más propensas a ser infectadas. Generalmente, por las repercusiones de infecciones recurrentes e incluso crónicas, se recomienda que sean extirpadas.
  12. Trígono retromolar: es un espacio situado detrás de las muelas del juicio y cumple con la función de permitir los movimientos mandibulares.  De no existir, estos permanecerán bloqueados por las piezas dentales.
  13. Glándulas salivales: son órganos situados en distintas regiones de la boca con la única función de juntar la saliva, lo que sería ese líquido imprescindible que desborda nuestra lengua. Por eso, la boca siempre se encuentra humedecida. Conjuntamente, contiene enzimas antimicrobianas que impiden el desarrollo de gérmenes, ayudando así a la limpieza de las piezas dentales y proporcionando del mismo modo, otras enzimas digestivas que permiten el inicio de la digestión.
  14. Articulaciones temporomandibulares: por lo general, corresponde a la zona de unión de dos componentes óseos que se encuentran a los dos lados de la cabeza. Estas articulaciones permiten los movimientos coordinados de la mandíbula superior e inferior, por lo que son imprescindibles para la masticación, el habla y la deglución.

¿Cómo mantener nuestra boca sana?

Para conservar tu boca sana y en perfecto estado de salud, solamente tendrás que realizarte diariamente una buena limpieza bucal. En esta limpieza se tiene que involucrar cada una de las partes de la boca previamente mencionadas, de cara a que dichas partes se mantengan saludables y sanas. Puedes llevarlo a cabo  realizando un correcto cepillado en tus piezas dentales, de la lengua y de la parte interior de las mejillas. Recuerda que debe realizarse alrededor de unas tres veces al día o cada vez que comas, incorporando una crema dental con flúor.

Generalmente, el cepillo dental no logra llegar a zonas donde el hilo dental sí, por eso se recomienda utilizar hilo dental tras el cepillado. Además, se recomienda integrar a esa rutina diaria el uso de los enjuagues bucales con flúor  para minimizar la proporción de gérmenes en la boca y simultáneamente combatir los microorganismos responsables del mal aliento.

También debemos tener presente que lo recomendable es la suspensión completa del uso de productos que contengan tabaco o colorantes oscuros y paralelamente, determinar la ingesta de alimentos que pueden ocasionar daño.

¡Cuida tu salud bucodental en la Clínica Dental en Madrid Ruiz de Gopegui!

En Clínica Dental en Madrid Ruiz de Gopegui programaremos consultas diarias y limpiezas especializadas, que eliminarán el sarro, la placa bacteriana y cualquier otra enfermedad bucodental. Simplemente deberás acudir a nosotros cuando presentes cualquier molestia para que de esta forma podamos detenerla a tiempo y no pase a mayores. 

Recuerda: conservar cada una de las partes de la boca en un perfecto estado no solamente te otorgará una buena salud bucodental, sino que además te proporcionará un cuerpo sano. 

¿A qué estás esperando por mantener cada una de las partes de la boca en perfecto orden?