El Funcionamiento De Las Papilas Gustativas -Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

El funcionamiento de las papilas gustativas

En los últimos días te hemos hablado de la lengua y las glándulas salivales, hoy es el turno de las papilas gustativas, que son un órgano fundamental para detectar los diferentes sabores de los alimentos. Descubre, junto a la Clínica Dental Ruiz de Gopegui, cómo funciona tu cavidad bucodental y para qué sirve cada parte de la boca.

Seguro que eso de experimentar sabores es algo que tienes perfectamente asumido e interiorizado. Pero a lo mejor no te has parado a pensar en lo importante que es el buen funcionamiento de las papilas gustativas para que todo este proceso funcione correctamente.

Nuestro objetivo es que aprendas a cuidar tu lengua y, por ende, tus papilas gustativas. De esta manera será más difícil que tu sentido del gusto sufra alteraciones indeseadas. Evitar la inflamación de las papilas es una prioridad.

¿Para qué sirven las papilas gustativas?

Estos órganos sensoriales se ubican sobre la lengua y, en algunos casos, en el paladar blando. Las papilas gustativas están formadas por una serie de células que nos permiten percibir los sabores. Estas células reciben el nombre de botones gustativos.

El sentido del olfato también es fundamental para que las papilas gustativas funcionen correctamente, ya que la percepción del gusto también depende del olfato. Al masticar, se producen sustancias químicas que llegan hasta los receptores olfativos que se ubican en la nariz. Por lo tanto, es la acción conjunta de las papilas y el olfato la que permite percibir correctamente los sabores.

Es frecuente, de hecho, que algunas afecciones respiratorias o alérgicas provoquen cierta disminución de estos sentidos. La pérdida del gusto y el olfato puede deberse a estos problemas.

Todo sobre el sentido del gusto

Aunque parezca algo imposible, las personas nacemos con el sentido del gusto ya formado. En el periodo de gestación comienzan a formarse con normalidad las papilas gustativas. En la infancia, son unas 10000 las papilas que se ubican en la lengua. Pero, conforme va pasando el tiempo es normal que esta gran cantidad de órganos sensoriales vaya reduciéndose.

Por ello, es frecuente que las personas mayores noten cierta disminución del sentido del gusto. Se trata de una afección conocida como hipogeusia.

La ageusia, sin embargo, es la pérdida total del sentido del gusto. Este trastorno no permite que se detecte sabor alguno al ingerir alimentos.

La regeneración de las papilas gustativas se produce cada 15 días durante la edad infantil. Con el paso del tiempo este proceso de regeneración es más lento.

Tipos de papilas gustativas

En nuestra cavidad bucal hay papilas gustativas de diferentes tamaños y formas, que cumplen funciones muy distintas dentro del sentido del gusto.

  • Papilas calciformes: son las encargadas de detectar el sabor amargo. Se encuentran ubicadas en la parte más cercana a la garganta.
  • Papilas fungiformes: este curioso nombre se debe a que tienen una peculiar forma de hongo. Están en la zona más externa de la lengua y perciben el sabor dulce.
  • Papilas filiformes: se encuentran en toda la base de la lengua y tienen una peculiar forma de cilindro. Gracias a estas papilas podemos detectar la textura de las comidas y la temperatura de todo lo que ingerimos.
  • Papilas foliadas: detectan los sabores salados. Están ubicadas en la zona lateral de la lengua y en la parte trasera de la misma.

Problemas en las papilas gustativas

Papilitis lingual

La papilitis lingual es una afección que provoca granos en la lengua, que dañan directamente las papilas fungiformes. Pese a que todavía hoy desconocemos las causas que originan esta enfermedad, sí que se considera como factor de riesgo la ingesta de comidas picantes y los cuadros de ansiedad. Normalmente se trata de un problema pasajero, que se corrige rápidamente.

Inflamación lingual

Comer alimentos ácidos o extremadamente picantes puede provocar la inflamación de la lengua y alterar la recepción del gusto a través de las papilas gustativas. Ocurre lo mismo cuando se comen alimentos muy calientes. Normalmente este tipo de inflamaciones no requieren tratamiento, debido a que son temporales y se solucionan con el simple paso del tiempo.

Heridas en la lengua

Una simple mordedura en la lengua puede afectar al correcto funcionamiento de las papilas gustativas. Las llagas en la lengua son lesiones aftosas que tienden a desparecer pasados unos días desde su formación.

Cambios hormonales

Los cambios hormonales, sobre todo en el ciclo de la mujer pueden alterar las papilas gustativas. Por ello, es importante prestar atención al cuidado de la lengua.

Infecciones en la lengua

La lengua también es el lugar en el que se producen diversas infecciones, como la formación de hongos en la boca y la aparición de algunas lesiones orales. Patologías como la candidiasis oral y la lengua geográfica también son capaces de alterar el correcto funcionamiento de las papilas gustativas.

Pide cita en Ruiz de Gopegui si detectas algún problema en tus papilas gustativas. Tanto la pérdida del gusto como del olfato deben de tratarse con celeridad. La primera visita es gratis en nuestra clínica dental en Madrid.

Monitor OK