Abrasión Dental: Síntomas Y Causas - Ruiz De Gopegui
915 741 343 / 915 743 900 | c/ Ibiza 50, 28009. Madrid. (ver mapa)

Abrasión dental: síntomas y causas

La abrasión dental se ha convertido en uno de los problemas bucodentales más llamativos de los últimos tiempos. Esta patología, en muchas ocasiones está promovida por el interés de optimizar las rutinas de higiene bucal. De hecho, su causa es la incorrecta técnica de cepillado, en la mayor parte de los casos. Desde la Clínica Dental Ruiz de Gopegui te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre la abrasión de los dientes.

¿Qué es la abrasión dental?

Se trata de una afección que posibilita que el esmalte dental se debilite notablemente, generando serios daños en la estructura de los dientes. Por norma general, la abrasión dental está originada por técnicas de limpieza bucodental mal realizadas.

Es importante que sepas diferenciar ente abrasión dental y erosión dental, ya que, pese a ser afecciones muy similares, su origen es completamente distinto. En la abrasión, el origen está en la incorrecta higiene bucodental. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a una erosión de los dientes, el daño provocado en el esmalte sucede a consecuencia de la ingesta de medicamentos o de alimentos extremadamente ácidos o dulces.

Ante la más mínima sospecha de sufrir una erosión o abrasión dental es fundamental que te pongas en contacto con tu dentista. En nuestra clínica dental en Madrid planificamos tratamientos a medida, teniendo en cuenta las causas primarias que están dañando el esmalte dental.

Síntomas de abrasión dental

Si notas cualquiera de los síntomas que te vamos a detallar a continuación debes de solicitar cita con el odontólogo de inmediato. Ten en cuenta que esta afección tarda en dar la cara y cuando lo hace es porque los daños ya son latentes:

  • Aumento de la sensibilidad dental, sobre todo, ante estímulos externos como las comidas muy calientes o las bebidas excesivamente frías.
  • Encías retraídas. En los casos más graves el hueso alveolar puede comenzar a verse.
  • Esmalte dental que pierde su lustro y blancura. En muchos casos, se ven los dientes amarillos u oscurecidos.
  • Formación de fisuras en el esmalte dental.

¿Cómo prevenir la abrasión dental?

Teniendo en cuenta que esta afección tiene su origen en una incorrecta técnica de cepillado, la mejor forma de prevenirla es optimizando las rutinas de higiene bucodental. Para ello, debes de recurrir a herramientas de limpieza dental de alta calidad y recomendadas. Evita el uso de cepillos de dientes de cerdas duras y apuesta por cepillos dentales suaves o medios.

Al cepillarte los dientes no ejerzas demasiada presión sobre ellos. Basta con que realices correctamente los movimientos de limpieza, pasando por todas y cada una de las piezas dentales.

Realiza la higiene interdental con una seda dental de calidad y apostando por una técnica adecuada. Evita eliminar restos de comida con palillos de madera, ya que esto no beneficiará en absoluto a tu sonrisa.

Puedes usar un irrigador dental para mejorar la limpieza interproximal de tus dientes y encías. Y no te olvides de visitar al dentista periódicamente, para que el especialista se pueda anticipar a cualquier posible afección oral.

Causas y consecuencias de la abrasión dental

La abrasión dental se produce por dos causas básicamente. Recuerda que, si el origen de la afección está en el consumo de alimentos o medicamentos, estaríamos ante un problema de erosión:

  • Mala técnica de higiene oral: cepillado dental muy agresivo, en el que se ejerce una presión exacerbada sobre la superficie de los dientes. También puede deberse al uso de un cepillo dental de cerdas duras.
  • Palillos para la limpieza interdental: no está recomendado en absoluto eliminar restos de comida entre los dientes con palillos, debido a que pueden favorecer el desgaste del esmalte.

Las consecuencias de la abrasión dental son muy negativas para tu salud oral. El problema, además, es que las lesiones suelen tardar en dar la cara, lo que complica bastante el tratamiento de la afección.

Es frecuente que se formen unas heridas en los dientes, conocidas como abfracciones dentales, que suelen ir acompañadas de otros síntomas, como el aumento de la sensibilidad dentinaria.

La retracción de encías es otro de los problemas graves que se asocian a la abrasión dental. Si dejamos que las encías sufran daños sin control, la pérdida dental podría ser el siguiente paso.

¿Cómo eliminar la abrasión de los dientes?

Lo más importante es que visites al dentista de inmediato si comienzas a notar síntomas de abrasión dental o erosión. El especialista te ayudará a modificar tus rutinas de higiene bucodental, con el fin de minimizar los riesgos y corregir las malas rutinas. Esto nos ayuda a prevenir lesiones futuras.

Posteriormente el dentista analiza detenidamente la situación, buscando la causa que ha originado el problema. Una vez establecido un diagnóstico riguroso es el momento de planificar tratamientos a medida y personalizados. El uso de resinas compuestas para devolver la estética a la sonrisa es muy frecuente.

Es posible que el especialista paute el uso de una férula de descarga, que evite que la situación empeore. Dependiendo del estado de salud de los dientes, la colocación de coronas dentales podría estar indicada.

Si existe retracción de las encías, el injerto de encía es una cirugía oral mínimamente invasiva que podemos planificar. Esta intervención evita que los dientes sufran consecuencias más graves y protege al periodonto de las consecuencias de la abrasión.

Ante la más mínima sospecha de abrasión dental pide cita en Ruiz de Gopegui. Los especialistas de nuestra clínica dental en Madrid te ayudarán a volver a disfrutar de una sonrisa espectacular. ¡Primera cita gratis!

Monitor OK